Friedrich Nietzsche fue un filósofo, folólogo, músico y poeta alemán que, en la segunda mitad del siglo XIX, planteó la idea de que "Dios ha muerto" y dio paso al concepto de "superhombre". ¿Qué signfica para la filosofía?

El filósofo definió conceptos sobre religión, historia y ciencia que todavía son objetos de estudio. Para él, la muerte de Dios llevaba a la libertad del hombre. Es decir, el hombre toma el lugar de Dios. Y a partir de ahí, Nietzsche crea nuevos valores alejados del cristianismo.

►TE PUEDE INTERESAR: Qué significa dormir del lado izquierdo

superhombre nietzsche.webp
Qué significa ser un superhombre, según Nietzsche.

Qué significa ser un superhombre, según Nietzsche.

Este nuevo hombre es el "superhombre" o "Suprahombre" (más allá del hombre). ¿Pero qué significa y cómo convertirse en uno?

Qué significa ser un superhombre para Nietzsche

En el libro "Así Habló Zaratustra", el filósofo alemán cuenta la historia de un profeta que regresa a la civilización tras estar en soledad. Allí plantea que un "superhombre" es una persona que alcanzó un estado de madurez espiritual y moral superior a la del hombre común.

obra friedrich Nietzsche.jpg

Es decir, el "superhmbre" es el hombre que consigue superarse a sí mismo y a su naturaleza. Por lo tanto, puede superar sus debilidades.

Al crear los valores propios, el hombre puede alcanzar su máximo potencial y convertirse en quien realmente es. Para Nietzsche "Dios ha muerto", como así también todo lo que el hombre construyó alrededor de la idea de Dios, como el sistema de valores occidentales.

►TE PUEDE INTERESAR: Qué significa dormir con una hoja de albahaca debajo de la almohada

Cómo ser un superhombre

Nietzsche habla de que se necesitan tres transformaciones o metamorfosis del espíritu para convertirse en superhombre: que el camello se transforme en león y que el león se vuelva niño.

  1. El camello: representa al individuo que, de forma consciente o no, deforma su postura y su mente llevando una carga que considera propia, aunque no o sea. Esta carga nos impide avanzar y es el peso de la culpa y las obligaciones impuestas por Dios.
  2. El león: el camello debe transformarse en león, un animal capaz de arrojar con su fuerza todas las cargas que lo agobian. Este representa al sujeto que reconoció lo innecesario de su carga y la rechaza.
  3. El niño: el león debe transformarse en niño, en el que encuentra la libertad del ser humano, su máxima autonomía y afirmación. Juega con sus propias normas y se liberó de la culpa cristiana.

Temas relacionados: