El intendente de San Rafael, Emir Félix, aseguró que no quiere arriesgarse a volver a fase 1 por dejar que haya turismo interno, además que no les suma significativamente a la economía de la comuna debido a que el 90% de los visitantes son de afuera de la provincia. Agregó que es muy difícil conducir este proceso con las contradicciones que hay y estimó que el día del amigo va a ser complicado.

Te puede interesar Fase 3 en Mendoza: las prohibiciones y restricciones que se analizan

“Yo entiendo el caso de Luján o Tunuyán que tienen una vida comercial ligada y dependiente del Gran Mendoza. Uno entiende que tiene que tomar medidas que mejore la situación económica, pero fuera de lo que es turismo, jardines maternales y salones de eventos, está casi normalizado  en San Rafael. Las confiterías y restaurantes tienen menos gente porque la gente sale mucho menos, pero el resto está a un 50% o 60% de la actividad”, explicó Félix a Radio Nihuil.

El 90% del turismo nuestro es de fuera de la provincia, y el nivel de ingreso por turismo interno nos pone en riesgo la economía por un ingreso mínimo solo de fin de semana, no es el ingreso turístico que viene  a pasar 10 días”, agregó.

Expresó que la mayoría de los sectores apoyaron esta decisión de no permitir el turismo interno y que, de todas formas, él se comunicó con el ministro Matías Lamens: “Me planteó que venía una ayuda importante que estaba atrasada con fondos del BID, que por eso no había salido todavía, pero que estaba avanzada y que el sector turístico iba a tener un aporte del Gobierno Nacional por cada empleado un salario vital y móvil”.

Dijo que prefirieron armar un plan para turismo interno para los habitantes de San Rafael: “aunque parezca poco, sirve”, aseguró e insistió con que "volver a fase 1 sería traumático".

Félix destacó además que “se nos plantean situaciones de cómo conducir una crisis con contradicciones. Para la Policía e inspectores cuesta mucho cuando tenemos contradicciones, porque a  una persona de San Rafa le tengo que decir que no puede ir a ver a su familia o que deben hacerlo solo los domingos, y mientras dejamos entrar turistas. Se hace muy difícil desde el orden interno y de explicar constantemente lo que se puede hacer”.

Además, sostuvo: “No es verdad que hacia Malargüe o General Alvear pasaron solo familias, pasaban autos de 4 o 5 amigos que usaban el turismo para hacer las juntadas”.

El intendente planteó: “Hoy con el día del amigo les decimos que se tienen que juntar en un restaurante o en un bar y en muchos distritos de San Rafael, que no son turísticos, no hay ni confiterías, entonces a ellos les tengo que decir que no se pueden juntar. Cuando nos contradecimos en lo que planteamos, la conducción del proceso para un policía o un inspector es inviable”.

Dijo que la fiscalía estuvo trabajando mucho para imputar a quienes no respetaron las restricciones de juntadas o salidas, pero a pesar de esto señaló: “Cuesta mucho y preveo que para el día del amigo nos va a costar muchísimo. Es muy difícil entrar a algunos lugares para controlar como los barrios privados, donde si no hay denuncia no tenemos información. Es una situación compleja, nos está faltando recurso humano, policías, inspectores, nos quedamos cortos”.

Te puede interesar...