Tragedia

Se bañaba con su pareja en el Cacique Guaymallén, lo arrastró el agua y murió ahogado

Fue arrastrado varias cuadras por la corriente hasta que vecino lograron detener el cuerpo en frente al Barrio Ujemvi de Las Heras

Por UNO

Un hombre que se bañaba en el cauce del canal Caique Guaymallén murió tras ser arrastrado por el agua más de dos kilómetros.

Daniel Jonathan Videla, de 34 años, estaba junto a su pareja, Cintia Alastra, refrescándose en el caique Guaymallén y fue arrastrado varias cuadras por la corriente hasta que vecino lograron detener el cuerpo en frente a la calle Los Ceibos y Las Glicinas, frente al Barrio Ujemvi de Las Heras”.

►TE PUEDE INTERESAR: Nadaba con sus amigos y murió ahogado en un canal de riego de Luján

Al arribo del personal al lugar los uniformados comienzan a realizarle RCP con resultado negativo y terminaron constatando la muerte del hombre. Intervino Oficina Fiscal N° 8 de Cría 25°.

Está prohibido bañarse en los caces de riego

Qué dice el Código Contravencional

La Ley 9.099 que establece el nuevo Código Contravencional de Mendoza, sanciona en su artículo Nº 124 a los que se bañen en cauces de agua no autorizados para ese fin.

“El que usare para bañarse cauces de agua, canales de riego, represas, diques derivadores, tomas y cualquier obra hidráulica de la Provincia, no autorizado para ello por la autoridad correspondiente, será sancionado con multa desde doscientas (200) U.F. hasta quinientas (500) U.F. o arresto desde dos (2) días hasta cinco (5) días, o trabajo comunitario de cinco (5) días”, asegura el Código.

“Si el que realizare la conducta descripta en el párrafo anterior fuese menor de edad, los padres, tutores o cuidadores de los mismos que hubieren omitido cumplir con el deber de vigilancia, serán sancionados con la misma sanción prevista para el tipo contravencional”.

En tanto que, en el apartado de contravenciones contra el medioambiente y la salud, en su artículo Nº 138 pena la obstrucción, alteración o deterioro de los cauces de agua.

“El que mediante cualquier tipo de actividad intentare entorpecer el normal discurrimiento de las aguas por los canales de la red de riego de la Provincia o alterar el curso de las mismas, arrojando objetos, desviándolas, o deteriorando las obras de toma, los taludes de los canales, las compuertas o cualquier obra hidráulica de conducción de las mismas, o el que arrojare vertidos con compuestos químicos tóxicos y contaminantes a los cauces de agua, será sancionado con multa desde un mil (1.000) U.F. hasta tres mil (3.000) U.F. o arresto de diez (10) días, imponiéndosele además la obligación de realizar cursos sobre medio ambiente, a cargo de la Secretaría de Ambiente o el organismo que en el futuro la reemplazare”, asegura el Código.

Temas relacionados: