Diario Uno Sociedad Covid
En Lanús

Murió una nena de 8 años por Covid que no tenía comorbilidades

Julieta Arias no tenía comorbilidades, ingresó por una mancha en el pulmón y falleció tras estar 9 días internada en grave estado en un hospital en Lanús

Por UNO

Un tremendo caso conmociona a Lanús y a todo el país. Es que una niña de 8 años falleció víctima del coronavirus sin tener ninguna comorbilidad previa. El hecho sucedió en el Hospital Evita, en la ciudad del Sur de Buenos Aires.

Julieta Arias es el nombre de la menor que murió el pasado 9 de julio, pero que se conoció en las últimas horas. Según cuenta Daniel, su padre, todo empezó el 30 de junio cuando la niña empezó con dolor estomacal y fiebre alta. “Cuando empezaron a hacerle estudios, detectaron que en el pulmón había una mancha, producto del coronavirus”, explicó a El Diario Sur.

Seguir leyendo

Tras conocer ese resultado decidieron los médicos que la niña permanezca internada en el Hospital Evita. “Ingresó con una gastroenteritis y algunas imágenes en la piel, que nos hicieron pensar en un síndrome inflamatorio multisistémico. A partir de eso, las manchitas en los pulmones y la dificultad respiratoria”, indicó a TN Javier Maroni, director del centro de salud.

Producto de las dificultades para respirar y de la imposibilidad de absorber los antibióticos a raíz de los constantes vómitos y diarrea, la pequeña fue internada en terapia intensiva. Sin embargo, su salud empeoró y tuvo que ser intubada poco después. Finalmente, murió el 9 de julio.

“La evolución de su cuadro no es nueva. Hoy en nuestra internación pediátrica tenemos 21 niños menores de 14 años sospechados de Covid. Al contrario de lo que se dice habitualmente, los chicos se infectan con Covid y pueden fallecer”, advirtió Maroni.

Ante este escenario, insistió en el cumplimiento de las medidas de prevención hasta tanto toda la población pueda ser inmunizada, incluidos los más jóvenes. Sobre este último punto, señaló: “Hoy en el hospital Evita tenemos 300 vacunas Sinopharm destinadas para niños a partir de los tres años. Necesitamos la aprobación de la ANMAT”.