Diario Uno > Sociedad > Alumnos

Así muestran sus sueños y fantasías los alumnos de escuelas marginales y rurales del Valle de Uco

La cuarentena por coronavirus le cambió la vida a mucha gente, pero uno de los lugares donde más impactó ha sido en los colegios, principalmente en los urbano marginales, marginales o rurales, donde la falta de elementos para trabajar es suplida por las ganas de los docentes y de los alumnos y por el corazón que cada uno le pone a sus tareas escolares diarias.

Te puede interesar Quién cobra hoy el bono de $10.000 de la ANSES: consultá tu fecha de cobro de IFE

Es el caso de tres escuelas del Valle de Uco, apostadas sobre la ruta 40 entre San Carlos y Tunuyán. Allí van todos chicos muy humildes. Acostumbrados a ir al colegio todos los días, la cuarentena les cambió la rutina. A ellos, a sus familias y a sus maestras.

 Embed      
Algunos de los trabajos hechos por los chicos
Algunos de los trabajos hechos por los chicos
 Embed      
Madre e hija trabajando juntas
Madre e hija trabajando juntas
 Embed      
Algunos de los trabajos hechos por los chicos
Algunos de los trabajos hechos por los chicos

“Al principio costó porque no todos tenían celular, pero les ha servido mucho, a ellos y a sus familias”, explicó este jueves a Diario UNO Elcira Jara, una de las docentes de Artes Visuales de las escuelas Maestros Argentinos, Rosa Arena de Moyano y Matea Serpa.

 Embed      
Algunos de los trabajos hechos por los chicos
Algunos de los trabajos hechos por los chicos
 Embed      
Algunos de los trabajos hechos por los chicos
Algunos de los trabajos hechos por los chicos
 Embed      
Algunos de los trabajos hechos por los chicos
Algunos de los trabajos hechos por los chicos

Con el comienzo de la cuarentena, cada uno de los chicos tenía los materiales con los que iba a la escuela, pero con el paso de los días, estos comenzaron a acabarse y el descenso de la economía de cada familia obligó a los colegios y a sus docentes a trabajar de otra manera.

 Embed      

Allí fue que se dispuso de que los chicos pudieran trabajar con diferentes tipos de materiales naturales, como hojas, piedras, pero además integrar a sus familias para que participen en las tareas y manden fotos y videos junto a ellos.

 Embed      
Algunos de los trabajos hechos por los chicos
Algunos de los trabajos hechos por los chicos
 Embed      
Algunos de los trabajos hechos por los chicos
Algunos de los trabajos hechos por los chicos
 Embed      
Algunos de los trabajos hechos por los chicos
Algunos de los trabajos hechos por los chicos

“Con esto se buscan incentivar la imaginación. Los chicos después me mandan audios diciendo lo mucho que les gusta trabajar con piedras, con hojas de otoño, como les dicen ellos”, manifestó la docente, quien expresó que todo el grupo de profesionales de Artes Visuales del área trabajan excelentemente.

Pero no es solo incentivar, sino que los chicos también aprenden a expresarse de ese modo, a decir sus fantasías y sueños. Incluso los padres se han mostrado contentos con esta forma de trabajar y valoran lo hecho por las docentes y sus hijos.

 Embed      
Algunos de los trabajos hechos por los alumnos
Algunos de los trabajos hechos por los alumnos
 Embed      
Algunos de los trabajos hechos por los alumnos
Algunos de los trabajos hechos por los alumnos

Algunos hacen autos, otros juegan a las adivinanzas con las familias, otros elaboran aviones y hasta dinosaurios u otro tipos de animales. Todo vale a la hora de expresarse.

En tiempos de coronavirus todo cambia y se aprenden muchas cosas y algunas carencias puede ser salteadas con imaginación, humildad y corazón y este grupo de docentes, alumnos y familias lo demuestran cada día.

Te puede interesar...