Sólo dos departamentos de Mendoza faltaban para completar la totalidad del territorio provincial con las prohibiciones municipales de venta y uso de pirotecnia, y ya los esteños Junín y San Martín se sumaron en esta cruzada para terminar con la peligrosa y molesta costumbre de celebrar las Fiestas de Fin de Año con detonaciones de pólvora u otros químicos, lo que deja siempre un saldo de lesionados por quemaduras, incendios y animales o personas con patologías especiales torturadas por las explosiones. En estas celebraciones está prohibido vender y usar pirotecnia.

EL subcomisario Octavio Canassa segundo jefe de la Dirección del Registro Provincial de Armas y Registro de Empresas Privadas de Vigilancia (REPAR-REPRIV), dio este jueves una buena noticia para quienes aspiran a pasar las celebraciones de Navidad y Años Nuevo -también las vísperas- sin los sobresaltos que ocasiona la pirotecnia.

Te puede interesar...

"Se ha logrado, mediante esta gestión de hace cinco años, cerrar acuerdos con los municipios de Mendoza. Los 18 departamentos que conforman la provincia han prohibido mediante ordenanzas y decretos municipales la comercialización, venta, acopio y transporte de todo tipo de pirotecnia convencional. Con esto, la provincia tiene pirotecnia cero", anunció el subcomisario.

"Independientemente que hay una ley provincial, que es la 6.954, y que autorizaba los diferentes tipos de comercios que se habilitaban en su momento, todas las municipalidades las prohibieron mediante este sistema", detalló Canassa.

“Todo lo que se pueda observar como uso de pirotecnia, provienen de la ilegalidad, ya que está todo prohibido” “Todo lo que se pueda observar como uso de pirotecnia, provienen de la ilegalidad, ya que está todo prohibido”

Respecto a la vigencia de una ley provincial que autoriza la pirotecnia, Canassa explicó: "La Ley 6.954, hasta el último año, permitió –donde lo autorizaban los municipios- solamente el rubro de “venta exclusiva”, donde debe ser un local que se dedica exclusivamente, bajo determinados protocolos y normas de seguridad, para poder vender pirotecnia. Se eliminaron los stands de chapa (solían estar en las playas de los supermercados) y los anexos de rubros. La ley sigue vigente, pero al estar prohibido en todos los departamentos, indirectamente se prohíbe en forma práctica. Sólo queda promulgar una ley provincial, que ya está en gestión, la derogación de la 6.954".

Octavio Canassa hizo la salvedad de que sólo un departamento -Tupungato- permite el uso de pirotecnia fría, la que no está al alcance de los usuario particulares, y sólo es manipulada por personal idóneo, y que su precio es sumamente cara.

Operativos de control y líneas para denuncias

"Nosotros, la Dirección Repar- Repriv, como organismo de control, que es la que delega el Ministerio (Seguridad), vamos a hacer operativos en conjunto con las municipalidades. La policía va a poder en sus tareas preventivas realizar decomisos, y luego remitirnos los secuestros a nuestra dirección. Los municipios van a hacer igual, desde su Dirección de Comercio, ejecutan sus ordenanzas y nos remiten el material secuestrado y nosotros lo resguardamos en los polvorines para el acopio seguro", explicó el jefe segundo de la repartición.

Finalmente, Canassa facilitó cuales son las líneas de comunicación para denunciar las faltas a las ordenanzas municipales respectivas; "Ya se está trabajando con llamados anónimos de la gente, que alerta a las municipalidades. Estas líneas habilitadas en el Repriv, son: 4499066 y 4499059", concluyó.