Desde la Coordinación de Escuelas Artísticas Vocacionales de la Dirección General de Escuelas, (DGE), se informó que la EAV N° 5-030, de Junín, recibirá el nombre de "Licenciado Marcelo Rosas", el bailarín y hacedor cultural que falleciera en noviembre de 2014 después de dar una larga lucha al cáncer y cuando ya estaba ensayándose “Postales de un oasis que late", el espectáculo central de la Fiesta Nacional de la Vendimia 2015, de la que era director e integrante de un equipo de lujo, en el que la recordada Liliana Bodoc era la guionista.

Marcelo Rosas falleció a las 6 de la mañana del 14 de noviembre de 2014. Había estado internado varios días en la Clínica del Sol, de Rivadavia.

Al ver que su cuadro ya era irreversible, el propio Marcelo pidió regresar a su hogar y allí pasar sus últimos momentos. Así fue.

Tenía apenas 42 años y, junto a un equipo tremendo, había ganado el concurso para hacer el espectáculo de la Vendimia 2015.

"Fue siempre mi primer bailarín”, dijo en aquel momento el emblemático director Pedro Marabini. “No se tiene conciencia de la dimensión de la pérdida. Marcelo era uno de los mejores bailarines del país”, agregó.

La recordada Liliana Bodoc dijo en aquellos días: "Quiero creer, quiero sentir que fue y será director de la Vendimia central. Eso es lo que le diría desde acá, esté donde esté" y agregó que "yo lo recuerdo hablando de las manos, de los bailares, puesto de lleno, con alma y vida. Se fue con esa alegría”.

Laura Uano, actual directora de Cultura de San Martín, contó en aquel momento que "fuimos amigos inseparables desde que teníamos 7 años, bailamos juntos en Raíces Huarpes y en el ´88 -él era un año más grande que yo- ganamos Cosquín”.

En octubre de 2014, cuando se supo que Marcelo Rosas y su “Postales de un oasis que late” serían claves para la principal fiesta mendocina, el director ya estaba delicado de salud e internado. Por eso ya había preparado a su equipo para llevar adelante la Fiesta, aún en su ausencia. “Él ha armado un equipo y quiere que ese equipo lleve adelante su proyecto y los ha dejado preparados para eso", contaba Rosa Balderrama, la madre de Marcelo.

Marcelo se formó como bailarín y coreógrafo en el emblemático conjunto Raíces Huarpes, que dirigía por ese entonces Ángel Giménez. Era un niño de 6 años cuando comenzó a bailar.

Después formó Hueney, su propio grupo, en La Colonia y consiguió un sinnúmero de reconocimientos nacionales.

Luego, viajando constantemente a Buenos Aires, se recibió de licenciado en Danzas Folclóricas y Tango.

Dirigió cuatro vendimias departamentales de Junín y una de Rivadavia y en el último tiempo había sido director de Cultura de la Municipalidad de Junín.

Seguir leyendo