Diario Uno > Sociedad > supervacuna

Covid: así buscan la supervacuna contra todas las variantes

Un cardiólogo argentino que trabaja en Estados Unidos explicó cómo se trabaja en una supervacuna eficaz contra las variantes de Covid circulantes y las futuras

Esta semana se informó desde el Duke Human Vaccine Institute (DHVI), de los Estados Unidos, que está realizando una investigación y desarrollando una posible nueva vacuna -considerada una supervacuna-, la cual ha demostrado ser efectiva en monos y ratones sobre una variedad de infecciones por coronavirus (Covid), incluido el SARS-CoV-2 y SARS-CoV-1, así como los que están relacionados con murciélagos, que podrían ser una potencial pandemia.

El estudio, cuyo documento fue publicado en la revista científica Nature fue analizado y explicado en el programa de radio Nihuil Presente Simple por el cardiólogo argentino Oscar Cingolani, que es profesor de medicina y director del Centro de Hipertensión Arterial y de la Unidad de Cuidados Críticos (UCC) Cardiovasculares del Hospital Johns Hopkins. Lo que parece ser una ilusión, según el eminente profesional "está muy cerca de ser una realidad".

Esto es una vacuna, pero hay dos o tres proyectos más similares, todo esto se ha logrado a partir que en los últimos meses se genotipificado al virus, con distintas variantes, y se ha determinado cuáles son las partecitas del virus que cambian y cuáles son las que no cambian. Teniendo en cuenta eso, ya hay algoritmos que nos permiten predecir, no solamente las variantes que hay, sino las que pueden llegar a haber", dijo Cingolani.

Hay varios estudios simultáneos

La búsqueda de la supervacuna no es el proyecto de un sólo equipo, y en Estados Unidos hay por lo menos dos que trabajan a pasos agigantados. "Hay dos o tres proyectos distintos. En uno, está el de Duke, pero también está el de Virginia Tech, y los de otros lugares donde también se está experimentando cómo hacer, ya sea, por un conglomerado de proteínas distintas, o por modificar el genoma que codifica para esa proteína, hacer una proteína quimérica –proteína S o espícula, que en realidad despierte respuestas hacia todos los posibles coronavirus", detalló el cardiólogo argentino.

"Eso sería algo muy interesante, ya que no solamente prevendría las variantes de esta pandemia, sino que prevendría posibles futuras infecciones por otros coronavirus que aún ni conocemos" "Eso sería algo muy interesante, ya que no solamente prevendría las variantes de esta pandemia, sino que prevendría posibles futuras infecciones por otros coronavirus que aún ni conocemos"

Respecto al sistema por el cual se busca crear los anticuerpos contra el coronavirus en cualquier variante, Cingolani explicó: "Esto se puede hacer gracias a la secuenciación genómica del virus. Hay algoritmos que permiten predecir cuales son las mutaciones más frecuentes, o cuales son las sustituciones de un aminoácido por otro más frecuentes, y cuáles no".

El otro trabajo que busca una vacuna eficaz fue explicado por el también docente universitario argentino: "Hay un trabajo que se está haciendo en chanchos, similar a esta supervacuna que se publicó en (la revista) Nature (Duke), que, en realidad, en vez de hacer una quimera con distintas partecitas de varios virus, utilizó simplemente una parte que se llama la proteína de fusión, que es una parte que en todos los coronavirus no cambia. Entonces, si uno logra producir suficientes anticuerpos contra esa parte (proteína de fusión), que es estable para todos los tipos, uno puede llegar a frenar cualquier coronavirus. Entonces esa es otra teoría, en la que se la está avanzando y ya dio muy buenos resultados en porcinos, y todo eso hay que ir adelantándolo para largar un ensayo clínico en humanos".

Vacunación para niños y adolescentes

A Cingolani se lo consultó sobre la etapa que está viviendo el sistema de salud estadounidense, donde se busca inmunizar a los grupos de menor edad, chicos y adolescentes, sobre lo que se explayó: "Hay datos muy alentadores. Aquí (Estados Unidos) ya estamos vacunando a chicos mayores de 16 años, y lo que se sabe ahora es que Pfizer terminó y analizó sus datos en chicos de 12 a 15 años, y en esos fue 100% eficaz, y no se vieron resultados adversos importantes; sólo los comunes dolores de brazo, un poco de fiebre y demás. Fue un estudio con pocos, un par de miles de voluntarios, pero en base a eso, y a la alta efectividad, y sabiendo que esos adolescentes transmiten la enfermedad, entonces estamos empezando a vacunar a los mayores de 12, siempre y cuando los padres lo quieran, ya que acá hemos llegado a una meseta, donde vemos que hay gente un poco dudosa de recibir la vacuna", explicó el médico radicado en Estados Unidos, que agregó: "Es cierto que Moderna acaba también de anunciar esta semana que tiene una eficacia similar –del 96%- en el mismo grupo etario".

Como otra táctica que se está estudiando para fortalecer la inmunidad de las poblaciones, respecto a lo que se está investigando en Estados Unidos, Cingolani habló de un sistema de vacunas combinadas: "La combinación de vacunas es una realidad, que se va a hacer efectiva. Ya Canadá, Francia, Inglaterra y Estados Unidos están estudiando combinar, por ejemplo, la vacuna de AstraZeneca con la de Pfizer; distintas plataformas, porque el combinar distintas plataformas, ya se ha visto –en estudios animales- que genera una inmunidad más robusta", señaló.

"De este modo, uno tendría dos factores muy positivos, uno es que, al poder combinar vacunas, tiene mayor cantidad de vacunas para poder inocular a la población. Y segundo, si uno logra generar una variedad de anticuerpos con un resultado más robusto, eso sería bárbaro. Pero hay que ir a paso lento, haciendo los estudios para ver si realmente son seguras. Eficaces, se sabe que lo serán, pero se quiere saber si va a ser seguro combinar vacunas", finalizó el cardiólogo argentino.

Seguir leyendo