Diario Uno > Sociedad > cascos de oxígeno

Cascos de oxígeno: cómo funcionan y qué ventajas tienen

Un médico explicó cuáles son las ventajas de los cascos de oxígeno, la nueva herramienta que el Gobierno de Mendoza compró en la lucha contra el coronavirus.

Los cascos de oxígeno serán una nueva herramienta el Gobierno adquirió para combatir el coronavirus en Mendoza. Uno de los fabricantes de estos elementos detalló cómo funcionan y cuáles son las ventajas que ofrecen.

Marcos Ledesma es director de Ecleris, una de las empresas que desarrolla los casos de oxígeno. En diálogo con Radio Nihuil, detalló que se trata de un método de ventilación no invasivo para los pacientes con neumonía que necesitan oxígeno. "Es un paso intermedio entre el paciente que no necesita oxígeno y el que termina en terapia intensiva intubado con respirador", graficó.

Te puede interesar...

Ledesma explicó que estos elementos surgieron en Italia al comienzo de la pandemia y luego se agotaron en todo el mundo. Por ello comenzaron a fabricarlos y una de las compras será en la lucha contra el coronavirus en Mendoza.

"El paciente queda lúcido, despierto y colabora. El aparato es conectado a un ingreso de oxígeno y aire comprimido de los cuales se hace una mezcla para ir subiendo la saturación de oxígeno en la sangre", detalló. "Los cascos de oxígeno están sellados porque funcionan con presión para inflar los pulmones del paciente. En la vía de salida tiene un filtro viral y bacteriano para no contaminar al exhalar", agregó. Cuando la persona necesita ser alimentado, se puede retirar la parte superior del casco.

El valor de los aparatos oscila entre los 70 y los 100 mil pesos, a los que Ledesma comparó con los $100 mil que tiene de costo mantener un paciente un día en terapia intensiva.

"La experiencia argentina con los cascos de oxígeno en pandemia es en el Hospital Fernández. La estadística del viernes pasado indicó que de 60 pacientes que necesitaban intubación, 41 se resolvieron con esta ventilación no invasiva", concluyó.