Autos clásicos de todos los tiempos, corredores de distintas partes del mundo, y tres días de aventura por localidades cordilleranas enmarcan la nueva edición del Winter Rally 2019 que comenzó este jueves con una exhibición de joyas automovilísticas en las inmediciones del conjunto residencial Dalvian.

En su primera etapa, se puso en juego la Copa Dalvian-Grupo América que tuvo como telón de fondo el piedemonte de la cordillera de Los Andes. Los autos encendieron motores, y ante un centenar de aficionados y curiosos transitaron por las calles del complejo hasta llegar al puesto San Isidro, donde se realizó la premiación.

 Embed      

A bordo de un Triumph Tr 3 del año 1960, Javier Isoler y su copiloto, Gustavo Rodríguez resultaron ganadores de la primera traza. El triunfo lo celebraron con un cóctel y la presentación de la banda de jazz Morning Wood, en San Isidro.

 Embed      

La iniciativa que permite poner en valor los recursos turísticos, culturales e históricos de Mendoza continúa con un recorrido por bodegas, y este sábado hacia la villa cabecera del distrito de Uspallata, (Ruta Nacional 7 y Ruta Provincial 52), para realizar la primera parada de exhibición. Luego, entre las 10.30 y las 16, realizarán sus tandas de prueba en Punta de Vacas, Puente del Inca, parque Aconcagua y sobre la ruta 149 en San Alberto, Uspallata.

La tercera etapa será la que tendrá a nuestra geografía natural como protagonista. La carrera concluirá con un almuerzo en el deslumbrante Parque de las Artes Marañón, una verdadera reserva cultural al pie de los cerros de San Alberto, distrito Uspallata, en Las Heras.

 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed