Salud Miércoles, 1 de agosto de 2018

No es mito: el dolor de huesos anuncia cambios climáticos

La ciencia asegura que la baja presión atmosférica influye en el líquido sinovial de personas con artrosis o artritis.

La abuela comienza con dolor de huesos y advierte: "Va a cambiar el clima". Al otro día llegan las nubes. Entonces, la abuela predijo el cambio de clima. ¿Es verdad o casualidad?

Este mito que no es mito y que se ha transmitido a lo largo de muchos años parece tener un sustento científico, según estudios internacionales basados en la biometeorología (estudio de la biosfera y la Tierra).

Según el reumatólogo Leandro Carlevaris, si bien no está 100% estudiada la relación entre artralgias (dolor en las articulaciones) y cambio climático, "se sabe que los pacientes con artrosis o artritis reumatoidea tienen un liquido sinovial con características inflamatorias. Esto hace que sea más líquido y por ende más susceptible a sufrir variaciones con los cambios de la presión atmosférica".

Aclaró que"cuando está despejado es porque hay alta presión. Cuando baja la presión atmosférica suele nublarse y aumentar la humedad. Por todo esto es que con los cambios de presión atmosférica los pacientes susceptibles pueden percibir dolor".

Motivo de consulta

El profesional contó que atiende muchos pacientes que comentan que cuando cambia el clima les duelen los huesos.

"Hay una relación clínicamente comprobada en mayores de 70 años, sobre todo. Hay personas que sufren esos cambios climáticos por la artrosis y no lo saben. Por eso hay que estar atentos ante esta sintomatología", aconsejó. Además recomendó realizarse chequeos e ir al especialista "porque hay muchas enfermedades que presentan un retardo en el diagnóstico y por eso necesitamos campañas de concientización para prevenir a tiempo y poder actuar con mayor rapidez".

Cada vez más estudios

En los últimos años han proliferado estudios que demuestran que el organismo reacciona de una determinada forma ante las más mínimas alteraciones climáticas. Por ejemplo, además de dolor de articulación, la menor presión atmosférica puede activar dolor de cabeza e incluso, una mayor sensibilidad en antiguas cicatrices o en lesiones en la piel.

Estos estudios son avalados por prestigiosos investigadores. Por ejemplo, Laurence Kalkstein, director del centro de investigación climática de la Universidad de Delaware (Estados Unidos) y experto en biometeorología, dijo a ABCNews.com que los especialistas han sabido por más de 100 años que el clima afecta a los organismos vivos. "Los últimos avances se deben a que ahora tenemos computadoras que evalúan muchos más datos", agregó el experto.

También por traumatismos

Un estudio realizado en Barcelona por el Instituto Poal de Reumatología y los laboratorios Bioibérica Farma, publicado en Proceedings of the Western Pharmacology Society, indica que muchos pacientes con artrosis experimentan un aumento del dolor articular unas horas o días antes de que empiece a llover.

Estiman que el 40% de los pacientes con artrosis son susceptibles de predecir fenómenos meteorológicos a partir de su dolor.

Las personas que han sufrido fracturas por traumatismo también pueden experimentar dolor asociado a los cambios de presión atmosférica en los huesos afectados.

Consejos

Algunos especialistas recomiendan medidas para aliviar el dolor de los huesos como por ejemplo usar ropa muy abrigada en climas fríos y húmedos y ponerse guantes térmicos si se hay una afección en las manos. También es importante mantener los ambientes cálidos y no dejar de tomar la medicación para la artritis o artrosis, siempre ajustando estas medidas a las características de cada persona.

Dejanos tu comentario