Diario Uno > Política > Casa de Gobierno

Oficinas de la Casa de Gobierno, en peligro de derrumbe

Por una obra mal hecha están en peligro 4 oficinas del tercer piso y todo el cuarto piso del ala oeste de la Casa de Gobierno. Será demandada la empresa Maures S.A.

Aunque parezca mentira no lo es: la Casa de Gobierno está padeciendo serios problemas edilicios, sobre todo en los pisos tercero y cuarto. Lo curioso, hasta insólito, es que hace poco se hizo una obra de remodelación que, por las evidencias, fue mal hecha. Tan mal hecha que ahora, por instrucciones del gobernador Rodolfo Suarez la Provincia demandará a la empresa que tuvo a cargo los trabajos. Se trata de Maures S.A., constructora que tuvo a cargo la refuncionalización de 4 oficinas en el tercer piso y la totalidad del cuarto piso en el ala oeste, a la que accedió tras el correspondiente proceso licitatorio.

La decisión de encarar acciones judiciales fue publicada el miércoles en el Boletín Oficial en el que aparece el decreto número 145 del Ministerio de Planificación e Infraestructura Pública. Allí dice que tras la ejecución del contrato y la entrega tardía de la obra a la contratante (los trabajos finalizaron el día 30 de agosto de 2019, luego de una prórroga del plazo y de una intimación a la empresa al cumplimiento de sus obligaciones), y luego del transcurso de cinco meses desde la recepción, comenzaron a observarse oscilaciones y vibraciones en los tabiques de aluminio y vidrio en la mayoría de las oficinas, los que subsisten hasta el día de la fecha"

Te puede interesar...

Para llegar a la conclusión mencionada hubo un informe técnico que detalló que "al momento de la recepción de los trabajos no existieron fallas ni defectos aparentes, es decir perceptibles a simple vista, pero con el transcurrir de los días y el uso normal y continuo de las oficinas, son cada vez más notorias las deficiencias antes nombradas y los tabiques están compuestos por una estructura de aluminio y vidrio que presenta fallas ante el accionar de las puertas que lo componen (apertura y cierre), vientos fuertes, sismos y/o cualquier otro movimiento propio del edificio, produciendo una vibración, tanto en paños fijos como en paños móviles, poco normal para este tipo de estructuras, convirtiendo a estos en elementos peligrosos, ya sea por explosión o rotura.”

La Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial, frente a esta situación intimó y emplazó a Maures S.A. a “reparar, subsanar o reponer los defectos o deficiencias que ostentan los trabajos realizados en el marco y de acuerdo al contrato adjudicado". Como la empresa no acató, el contrato fue rescindido. Además fue sancionada por un año para contratar con la Administración Pública provincial y con una multa equivalente al 20% de los trabajos no realizados.

La resolución publicada en el Boletín Oficial agrega que “el presupuesto indica que se debería colocar una estructura de aluminio que refuerce los tabiques, por un total de $638.000 + IVA. El 20% de ese monto da un total de $ 154.396. Es decir que la administración pública debería gastar aproximadamente $638.000 + IVA para la realización de aquellas reparaciones que la contratada Maures S.A. debió realizar en el marco de sus obligaciones contractuales y, sin embargo, no ejecutó a pesar de haber sido formal y fehacientemente requerida de ello"

Ya en la parte final se dice que "corresponde entonces instruir al Asesor de Gobierno de Mendoza para la introducción de las acciones civiles pertinentes y procedentes para la demanda de los daños y perjuicios ocasionados al Estado por Maures S.A., y la ejecución de la caución otorgada por la proveedora a efectos de asegurar el cumplimiento del contrato". Esa caución es de $150 mil.