Política Julieta González
Justicia provincial

El juez Mauricio Juan dio detalles del polémico fallo por el caso Julieta González

Por UNO

Mauricio Juan se convirtió oficialmente, este jueves, en juez del 
Tribunal colegiado Penal de la Primera Circunscripción Judicial. Sin embargo, su pliego tembló por el fallo en el caso Julieta González. Días después de que su nominación fuese aprobada por el Senado, el magistrado volvió a referirse al fallo que casi baja su pliego.

Te puede interesar: Besos en la boca y cachetadas en el pesaje de Soledad Matthysse

La polémica por el fallo fue porque Juan y el resto de los jueces rechazaron que hubiese sido un femicidio al no probarse que haya habido una relación entre Andrés Di Césare y Julieta González. Esto llevó a que el joven no recibiese una condena de prisión perpetua sino una a 18 años de prisión.

"El fallo que sacó el tribunal que yo integré tiene que entenderse con que las pruebas que se recabaron no fueron suficientes para dar por acreditadas las agravantes que decía la fiscal, como la violencia de género y la relación de pareja", manifestó y señaló que se consideró que no se puede tener en cuenta cualquier tipo de relación sino una de pareja.

"En lo que hace a la relación, lo que se tuvo por probado es que al menos en tres ocasiones se encontraron. Eso se probó. La madre dijo que desde el mes de mayo habían salido y que él la acosaba pero todo eso no fue debidamente acreditado", manifestó Juan a Radio Nihuil.

Te puede interesar: El tinder K, la otra forma de buscar pareja

Asimismo, el magistrado explicó que la fiscalía aportó "una prueba decisiva que fue un chat que comienza el 26 de agosto y que daba cuenta de un reencuentro a partir de esa fecha".

Según el juez, por ese chat se comprobaba que ambos se conocían de chicos y que un mes antes de morir se había producido el reencuentro.

"Cuando se habla de femicidio se habla de la muerte de una mujer por un hombre y que haya violencia de género. Sentada esta premisa, la acusación debió acreditar que además del homicidio había existido violencia de género. Lo más fácil para acreditar es intentar demostrar acoso, humillación, amenazas, nada de esto se acreditó", manifestó Juan.

Un caso único puede ser un femicidio y acá nos encontrarnos que este único evento y la fiscalía debe demostrarlos. Ambos acusadores dieron cuenta de que es un femicidio por dos circunstancias, por la diferencia de envergadura y por el lugar inhóspito que acrecentaría la vulnerabilidad de Julieta. Desde lo probatorio no se pudo acreditar que Julieta haya muerto en el lugar que la encontraron.
Es posible que lo sea pero la parte acusadora debe demostrar que esto es así

Temas relacionados: