Investigaciones paralizadas

Científicos se quejaron de la parálisis en el Conicet de Mendoza por los recortes de la Nación

Los investigadores del Conicet Mendoza aseguraron que el presupuesto alcanza solo hasta junio. Hay reducción de becas y deterioro en la sede central

Los investigadores no tienen certeza de que el Conicet siga en pie durante la segunda mitad del año. Según explicó Melisa Olave, investigadora del Conicet en Mendoza y doctora en Ciencias Biológicas, los fondos actuales garantizan el funcionamiento solo hasta junio.

Es por eso que, en Mendoza, a 5 meses del cambio de gestión nacional, los científicos están en estado de alerta debido a la paralización de investigaciones, la reducción de becas y un deterioro de la sede central, que trabajó incansablemente durante la última pandemia.

Conicet vacuna contra el cancer.jpg
Los científicos del Conicet trabajaron a destajo en la época de la pandemia.

Los científicos del Conicet trabajaron a destajo en la época de la pandemia.

El trabajo del Conicet

Durante la pandemia del Covid-19, el instituto fue crucial para salvar vidas, explicó Elena Abraham, quien fue directora del Conicet Mendoza de 2016 a 2022.

El Conicet trabajó codo a codo con el Gobierno de Mendoza: proporcionaron tests de detección, fabricaron barbijos de última generación, brindaron apoyo para acondicionar los respiradores y recuperar los que estaban dañados y empezaron a desarrollar una vacuna nacional, destacó Abraham, quien aún sigue colaborando ad honorem con el organismo.

El Conicet regional está compuesto por 10 áreas investigativas y, según datos de 2023, cuenta con un total de 790 empleados entre investigadores, becarios y personal administrativo.

  1. Ianigla – Estudia la formación la nieve, su distribución, los tipos y los procesos que la afectan, la Glaciología y demás ciencias ambientales.
  2. IBAM – Estudios sobre la biología agrícola de Mendoza.
  3. Incihusa – El instituto que estudia las ciencias humanas, sociales y ambientales.
  4. Iadiza – Investigaciones de las zonas áridas.
  5. IHEM – Investiga la composición, la estructura y las características de los tejidos orgánicos de los seres vivos y la embriología.
  6. Imbecu – Estudia la medicina y la biología experimental.
  7. INAHE – La labor de este instituto se centra en el ambiente, hábitat y energía.
  8. ICB – Encargado del estudio interdisciplinario de ciencias básicas.
  9. Idevea – Trabaja sobre la evolución, la historia de la ecología y el ambiente.
  10. ICAI - Quienes realizan estudios sobre ingeniería y ciencias que se aplican directamente a la industria.

Es así que la rutina de trabajo en todas estas áreas se reparte entre la incertidumbre que genera el no saber si el Conicet va a seguir funcionando, la lucha por mantener investigaciones prácticamente sin fondos y la escasez de insumos porque la nueva gestión no nombró a la persona que debe autorizar las compras, según informaron las fuentes consultadas.

Esta situación encendió las alarmas y ya hubo repercusiones internacionales. La comunidad científica, en una carta firmada por 68 ganadores del premio Nobel, le manifestó al gobierno de Milei su preocupación por el abandono y el desfinanciamiento del sistema científico argentino.

Conicet Mendoza
La sede central del Conicet Mendoza no cuenta con los recursos suficientes para manterse, ni siquiera para los gastos mínimos.

La sede central del Conicet Mendoza no cuenta con los recursos suficientes para manterse, ni siquiera para los gastos mínimos.

La peor crisis del Conicet de la historia

Abraham, la ex directora del Conicet, explicó que es el peor momento de la institución que fue creada en 1958 y que atravesó numerosas crisis e incluso la dictadura.

"Nunca se suspendieron las investigaciones, la continuidad de los proyectos nunca se puso en duda y siempre se mantuvo el presupuesto para que funcionaran las instituciones", aseguró la reconocida investigadora mendocina, quien describió la situación como "dramática".

La versión del gobierno nacional, que degradó el Ministerio de Ciencia y Tecnología al nivel de una secretaría, sugiere que las personas "capaces y aptas serán absorbidas por el sector privado". Esta postura de desfinanciamiento hacia la ciencia fue anticipada durante la campaña electoral, cuando el libertario cuestionó: "¿Qué productividad tienen? ¿Qué han generado los científicos?".

Conicet Mendoza,.jpeg
La ampliación del edificio del Conicet también quedó paralizada como tantas otras obras públicas financiadas con fondos nacionales.

La ampliación del edificio del Conicet también quedó paralizada como tantas otras obras públicas financiadas con fondos nacionales.

Sin embargo, según lo explicado por Abraham, esta afirmación no es precisa. En primer lugar, el sector privado en Argentina contribuye muy poco a la ciencia y la tecnología.

Además, el financiamiento privado es bastante limitado. Aunque en el último tiempo el Conicet ha hecho esfuerzos por colaborar con empresarios y se han iniciado programas de investigación cofinanciados, esto solo representa una pequeña parte de nuestro capital humano disponible, señaló la científica.

El estado del edificio del Conicet en Mendoza

El Centro Científico y Tecnológico tiene su sede en el Parque General San Martín. A simple vista, según los investigadores, no hay signos de abandono. Esto se debe, en parte, al poco tiempo que ha transcurrido desde que comenzó el desfinanciamiento y, por otro lado, al trabajo de autogestión que realizan los propios investigadores para mantener el complejo.

Conicet en Mendoza
Por lo menos cinco investigadores del Conicet Mendoza ya perdieron su trabajo en la gestión de Milei.

Por lo menos cinco investigadores del Conicet Mendoza ya perdieron su trabajo en la gestión de Milei.

Es que los científicos, además de sus jornadas laborales, se hacen cargo de la limpieza de los laboratorios y de los elementos que utilizan para trabajar.

De acuerdo a lo relevado por Diario UNO, el personal de limpieza y de seguridad ya se ha reducido a la mitad.

Otro desafío al que se enfrentan los científicos es la escasez de recursos para los trabajos de campo, debido a la falta de fondos para combustible y mantenimiento de los vehículos. Como resultado, decenas de camionetas reposan en el estacionamiento del predio del Conicet, a la vista de cualquiera que pase por el frente.

Esta situación ha llevado a que los investigadores que dependen de muestreos estacionales, como por ejemplo, aquellos que estaban siguiendo experiencias durante el otoño, comportamientos de alguna especie o vegetación, tengan que abandonar el trabajo perdiéndose seguimientos que costaron años y años conseguir, explicó Abraham.

Conicet - Mendoza
Varias de las camionetas están fuera de carrera en el estacionamiento del predio del Conicet.

Varias de las camionetas están fuera de carrera en el estacionamiento del predio del Conicet.

El origen del problema del Conicet mendocino

El origen del desfinanciamiento del Conicet es múltiple. Por un lado, la inflación que complicó la gestión de los fondos con los que contaba cada investigador, y por el otro lado, el problema que adquirió mayor relevancia con el comienzo de la gestión de Milei.

El Presidente, en diciembre de 2023, decidió congelar el presupuesto 2023 del Conicet, con una inflación interanual del 276,2% mediante, y financiar todas las actividades de este año con el mismo presupuesto.

Conicet virus laboratorio.jpg

Lo que generó que de 1.600 becas estipuladas para este año se dieran 900. Por esta razón, algunos ya especulan con una fuga de cerebros de futuros -o actuales- doctores en todas las áreas del conocimiento: biología, física, química, matemática, farmacia, biotecnología, humanidades, entre muchas otras.

Es importante señalar que el ingreso de 1.600 personas por año no implica necesariamente un aumento neto en el número total de investigadores. Es que, cuando se presenta una línea investigativa, dependiendo de los factores particulares del trabajo, se da un plazo determinado para terminar su labor.

Eso quiere decir que siempre hay una camada que se está yendo y otra que está entrando. "Y si ahora el saldo es negativo, la labor del Conicet, cada año, se va a ir resintiendo más", explicó Emiliano Diez, investigador en el área de la Hidrología.

"Hay una fuga de doctores, que tienen muchísimo potencial, que lamentablemente por recortes de presupuestos no pueden seguir dentro de la carrera científica, y como estas son carreras que tienen una vocación muy grande, el que quiere seguir en ciencia no se da por vencido por no obtener una beca. Busca alternativas en el exterior", explicó Olave, una científica que ha ejercido en Alemania y Estados Unidos y que decidió apostar por el desarrollo científico argentino.

Los subsidios que estaban vigentes, de proyectos de investigación que ya estaban en curso y contaban con financiamiento, no se están pagando, denunció.

Conicet virus perros.jpg

En cuanto al recorte de recursos materiales, implica, por un lado, que los científicos no pueden comprar los elementos necesarios para trabajar, como por ejemplo, los reactivos y los insumos de laboratorios que se traen de afuera.

Y por otro lado, se ven obligados a reducir experimentos y trabajos, e incluso en algunos casos, no pueden realizarlos, explicó Ezequiel Toum, investigador del Conicet en Mendoza en la parte de Hidrología.

El trabajo incansable de los científicos mendocinos

En el imaginario público está instalado, motorizado por ciertos discursos del último tiempo, que los científicos son "ñoquis", coincidieron los consultados. Lejos de esa afirmación, los propios investigadores contaron a Diario UNO cómo es el arduo camino para entrar a la institución.

Diez aclaró que en el Conicet no hay personas que no trabajen, y que por el contrario se trabaja con menores recursos humanos de los que se necesitan.

El camino hacia la carrera científica comienza con la postulación a una beca doctoral, dirigida a jóvenes recién graduados de licenciaturas, ingenierías, medicina, veterinaria u otras especialidades, quienes suelen tener promedios académicos que oscilan entre 9 y 10.

Investigación Conicet

Para empezar, tienen que concursar por una beca doctoral que dura cinco años. De allí, tienen que hacer un postdoctorado durante tres años. Y, recién ahí pueden concursar para un ingreso a planta dentro del Conicet.

Todas las actividades realizadas están sujetas a auditorías anuales. Cada científico debe presentar un informe detallado de sus trabajos realizados, el cual pasa por estrictas revisiones, supervisadas por un jurado.

En cuanto al ingreso a planta, Diez explicó que "referentes del directorio nacional nos advirtieron que para este año van a ingresar menos que los que se esperaba, que estaba alrededor de los 800 y 900 ingresos a la carrera de la investigación, y con el presupuesto solamente van a ingresar 500".

Despidos del personal de apoyo

Otro de los destinatarios de este recorte presupuestario es el personal de apoyo a la investigación, algunos con roles administrativos y otros más técnicos: tenían contratos que se renovaban año a año y fueron los primeros que fueron discontinuados.

De acuerdo a investigadores de la institución, no le renovaron el contrato al menos a 5 trabajadores de Mendoza y a nivel nacional el número está alrededor de 90.

El gobierno de Milei ya dio marcha atrás con el recorte universitario tras manifestaciones estudiantiles y diversos sectores de la sociedad. Sin embargo, la UNCuyo y otras 59 universidades públicas aún no recibieron la actualización de su presupuesto como sí ocurrió con la UBA, en Buenos Aires.

Pero en el caso del Conicet el tema no ocupa espacio en la agenda de la administración libertaria.

Temas relacionados: