Diario Uno > Política > Estado

Aborto clandestino: cuánto le cuesta al Estado por año

Según un estudio del CEPA, estos son los costos monetarios para el Estado de los abortos realizados en condiciones inseguras. Esta semana se trata el aborto legal

Cada año en Argentina se realizan aproximadamente 435.000 abortos clandestinos. este número, no sólo acarrea altos costos para las personas gestantes que deciden terminar con el embarazo, sino también para el Estado. Esto porque muchos de esos abortos se realizan en condiciones inseguras y terminan teniendo consecuencias que el sistema de salud pública debe absorber.

El Observatorio de Género del Centro de Economía Política de la Argentina (CEPA) realizó un trabajo de investigación para dilucidar cuál es el costo económico para el Estado de este número de abortos incompletos o mal practicados.

Te puede interesar...

Radio Nihuil dialogó con María Ruiz, integrante de este observatorio, quien compartió los datos de la investigación, al tiempo que aclaró que los números del estudio deben tomarse como una ponderación, ya que por ser clandestino, existe un importante subregistro de casos.

De todas maneras, se calcula que los costos para el Estado de un aborto mal realizado, rondan en los $2.585 millones. Este número surge de calcular los costos hospitalarios que generan las 45.000 personas gestantes que egresan del sistema público de salud por año, debido a consecuencias de esta problemática.

Gastos del aborto clandestino

Según explicó la investigadora, el 67% de las personas gestantes que sufren consecuencias por un aborto clandestino, reciben en los hospitales públicos una atención de baja complejidad. En la mayoría de estos casos, la práctica que se les realiza es una AMEU (Aspiración Manual Endouterina), no se la considera intervención quirúrgica, sino más bien una práctica ambulatoria para evitar infecciones. El costo de esta práctica es de $15.000.

En el 31% de los casos, las personas gestantes sufren complicaciones moderadas, y deben ser internadas. Una intervención quirúrgica de mediana complejidad, más los días de internación le pueden generar al Estado un costo de $45.000.

En el 2% de los casos restantes, las personas que se realizaron un aborto clandestino en malas condiciones sanitarias pueden sufrir consecuencias graves. Esto implica, en ciertas situaciones, tener que realizar una operación de alta complejidad, como una histerectomía -extracción de los órganos reproductivos-. En estos casos, deben calcularse también días de internación en terapia intensiva, suministro de antibióticos y transfusiones de sangre, entre otros. El costo para el Estado es de aproximadamente 132.000 por cada persona gestante que llega en estas condiciones al sistema público de salud.

Comparaciones

La economista manifestó que, si el aborto fuera legal, con lo que el Estado invierte en estas 45.000 pacientes, podría cubrir los gastos de las 435.000 personas que abortan por año.

Esto si se calcula que el costo de un aborto medicamentoso -con medicamentos como el misoprostol- es de $6.000, que es el valor actual por caja de este fármaco.

En el caso de tener que realizar además una AMEU, el costo rondaría los $20.000.

Ruiz explicó que, en la realización de este estudio, no se tuvieron en cuenta más que los costos médicos propiamente dichos, pero que el aborto clandestino genera otro tipo de costos, como lo son las consecuencias psicosociales de su realización. Gastos que, en la mayoría de las oportunidades, también debe absorber el Estado.