Diario Uno > Policiales > Policía

Un policía que estaba de civil baleó a tres asaltantes

Un efectivo de la Policía que se encontraba de civil hirió a balazos a tres delincuentes, que quedaron detenidos. Los tres son menores y quedaron detenidos

Un policía que estaba de civil baleó a tres asaltantes. Un efectivo de la Policía de la Ciudad que se encontraba de civil hirió a balazos a tres delincuentes, que quedaron detenidos, tras un enfrentamiento luego de que intentaron asaltarlo en el partido bonaerense de Lomas de Zamora, informaron hoy fuentes policiales.

El hecho ocurrió en la calle Pio Baroja entre Quesadas y Ayolas, en la localidad de Villa Fiorito, en dicho partido de la zona sur del conurbano, cuando el policía porteño iba a bordo de su vehículo, un Volkswagen Suran color blanco.

Fuentes policiales señalaron que el efectivo, que se encontraba vestido de civil, estaba descendiendo de su auto cuando fue interceptado por otro, un Ford Galaxy color bordó en el que viajaban al menos tres delincuentes armados con intenciones de robo.

En esas circunstancias, uno de los asaltantes le disparó, ante lo cual, el oficial repelió el ataque y efectuó al menos dos disparos con su arma reglamentaria calibre 9 milímetros. A raíz del enfrentamiento, dos de los delincuentes resultaron heridos, por lo que fueron trasladados en ambulancia al Hospital Gandulfo donde recibieron las primeras curaciones y quedaron aprehendidos.

Las fuentes identificaron a los asaltantes como dos adolescentes de 15 años, de los cuales uno recibió un disparo a la altura del omóplato, con orificio de entrada y salida, y el restante fue atendido de dos balazos en la pierna izquierda. Ambos asaltantes se encuentran fuera de peligro al igual que el policía, que resultó ileso.

Por su parte, el efectivo cumple funciones en la Comisaria Vecina 7 A del barrio de Flores y se encuentra hace un año y medio sin tareas por ser persona de riesgo ante el coronavirus, indicaron los voceros.

En tanto, en el lugar del hecho se secuestró un revolver calibre 22, propiedad de los delincuentes, y el Ford Galaxy, que tenía pedido de secuestro por robo.

Por otra parte, personal de la comisaría de Villa Rita se presentó poco después del tiroteo en una vivienda tras un llamado al 911 donde una mujer indicó que su hijo de 16 años se encontraba herido en una de las piernas de un disparo.

Al arribar al ligar, los efectivos constataron la herida en la pierna derecha y procedieron a su aprehensión, al constatarse que se trataba del tercer delincuente que se había dado a la fuga.

La causa quedó a cargo del fiscal Martín Seara, del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil 1 de Lomas de Zamora.

Seguir leyendo