Diario Uno Policiales

Ocurrió en la zona de Pobre Diablo, en San Rafael. El efectivo llevaba botellas de cerveza y fernet en el vehículo y quedó detenido. La víctima está internada en terapia intensiva.

Un policía atropelló a un hombre, intentó huir y lo atraparon los vecinos

Por UNO

José Luis Salassalas.joseluis@diariouno.net.ar

Seguir leyendo

Un policía que estaba de franco de servicio y que conducía una camioneta atropelló a un motociclista en la zona conocida como Pobre Diablo e intentó huir, según denunciaron los vecinos, que evitaron que se escapara. Todo ocurrió pasadas las 10.30 de ayer, en calle Ejército de los Andes y callejón Miguel Martín, cerca de la ruta 143.

El hecho generó la indignación de los vecinos y hubo momentos de tensión cuando apareció la policía.

El conductor de la moto, César Gabriel Lozano, de 33 años y con domicilio en esa zona, sufrió graves heridas y fue internado en terapia intensiva de la Policlínica Privada tras ser derivado del hospital Schestakow.

En tanto el  efectivo policial, identificado como Fernando Toledano, de 31 años y que se desempeña en Infantería, quedó detenido en la Unidad Investigativa local hasta el miércoles próximo, cuando la fiscalía que intervenga  en el caso disponga qué medidas se tomarán al respecto.

El uniformado conducía una Volkswagen Crossfox en la que iban otras personas y circulaba por Ejército de los Andes en dirección al sur, mientras que la moto venía en sentido contrario.

Héctor Mercado, vecino que reside justo frente al lugar del accidente, dijo a Diario UNO que el motociclista fue a doblar hacia el callejón Manuel López cuando la camioneta se lo llevó por delante.

Explicó que tras pasar el puente sobre el canal, Toledano casi se sale de la calle con su vehículo, maniobró para enderezarlo pero golpeó con el lado derecho a Lozano y lo arrastró hasta un poste.

“Iba atravesada la camioneta, en el palo de la luz terminó tirado el muchacho y la moto, entonces enderezaron el vehículo y escaparon. Venía un auto que lo alcanzó a esquivar”.

Mercado se acercó al motociclista y vio que estaba muy malherido y con sangre que emanaba por la boca. La Crossfox ingresó en el callejón Miguel Martín, a una cuadra del anterior, que no tiene salida, pero no pudo retroceder debido a que un grupo de vecinos se lo impidieron.

Entonces se armó un gran revuelo y los vecinos indignados intentaron linchar al conductor. Además abrieron el vehículo, sacaron la licencia de conducir y documentación y encontraron botellas de cerveza y fernet, lo que aumentó su bronca.

La tensión aumentó cuando llegaron policías de Infantería para retirarlo del lugar, donde no faltaron insultos y piedrazos.

El policía quedó detenido y la investigación judicial determinará si conducía alcoholizado, teniendo en cuenta las denuncias de los vecinos y las botellas halladas en el vehículo.