Hace unos años lo condenaron por asesinar a un amigo mientras jugaban a los videojuegos. Purgó la mayoría de su sentencia y salió con buena conducta. Pero parece que no era tan así. Ahora está acusado de apuñalar a un menor de edad en un asalto violento en Guaymallén.

En los primeros días de octubre, un adolescente publicó en su perfil de Facebook un teléfono a la venta. Era algo que hacía recurrentemente para ganarse unos pesos. En este caso se trataba de un iPhone 7, un celular de alta gama.

Te puede interesar...

Días después lo contactó un comprador y arreglaron reunirse el 26 de octubre al mediodía en el barrio Patrón Santiago, en Guaymallén, para concretar la operación. El adolescente fue con un tío, para tener mayor seguridad. De poco le sirvió.

Ambos se vieron sorprendidos por tres delincuentes que los amenazaron con un arma blanca. No sólo les quitaron el celular que iban a vender, sino también sus teléfonos personales –un Motorola y un Samsung J7-, y apuñalaron al menor de edad. Tal es así que al víctima quedó internada y debió ser operado en un hospital.

Mientras estaba internado, el joven ingresó a Facebook en calidad de comprador. Intentaba adquirir un teléfono para recuperar el que le habían sustraído. Y allí se encontró con su propio celular publicado a la venta.

Al revisar el perfil de los vendedores los reconoció como las personas que le habían robado y avisó a las autoridades. Con estos datos, se realizó un allanamiento donde fueron detenidos Miguel Matías Agüero y Alejandro David Lima. El tercer implicado todavía no ha sido identificado.

Lima decidió confesar su participación en el hecho y fue condenado a 5 años y 8 meses de prisión por robo agravado por el uso de arma, por ser en poblado y en banda. Quedó alojado en el penal.

Pero Agüero, de 29 años, ha preferido discutir su participación en el asalto violento. Por ahora va perdiendo la pelea ya que este viernes el juez Diego Flamant le dictó la prisión preventiva y también quedará tras las rejas.

Esta situación no es ajena para el presunto asaltante, ya que desde abril de 2012 hasta el 16 de septiembre pasado había estado en un establecimiento carcelario. Agüero purgaba una condena a casi 11 años de prisión por haber asesinado en Guaymallén a un amigo mientras jugaban a la Playstation a mediados de 2012.

Justamente en septiembre pasado obtuvo la libertad condicional, tras haber cumplido dos tercios de la pena y tener buena conducta en la cárcel. Poco le duró la libertad.