Diario Uno > Policiales > Maia

Maia con vida: los miedos de su abuela y la promesa de una madre adicta

Elida, la abuela de Maia, confirmó que la niña de 7 años está en buen estado de salud. "Teníamos miedo de que la mate o la lastime", confesó

"Si aparece, voy a dejar la droga", prometió la mamá de Maia Beloso antes de conocer la buena noticia. Elida, abuela de la niña de 7 años que apareció este jueves por la mañana en el partido bonaerense de Luján tras haber sido llevada el pasado lunes del barrio porteño de Villa Lugano por un hombre, confirmó que su nieta apareció en buen estado de salud, pero habló de los miedos que la invadieron estos días.

"Teníamos miedo de que la mate o la lastime, no encontrarla", afirmó Elida y agradeció toda la ayuda que recibió por parte de la comunidad, los medios y las autoridades para hallar con vida a Maia.

Te puede interesar...

Tras la noticia, cerca de las 9 la abuela de la nena se hizo presente en el corte de la colectora de la autopista Dellepiane, que los vecinos mantienen desde hace tres días. Fue entonces que confirmó que la menor "ya apareció, está bien, en el hospital, y el hombre ya está detenido".

"Está bien, no sé cómo la encontraron, pero ella apareció sonriendo. Vamos a esperarla acá, un millón de gracias a todos", dijo la mujer visiblemente emocionada.

Sobre lo sucedido, reflexionó. "Capaz que la llevó engañada, lo que se es que mi hija no la regaló".

apareció maia con vida 5.jpg
Maia con vida: los miedos de su abuela y la promesa de una madre adicta a la droga

Maia con vida: los miedos de su abuela y la promesa de una madre adicta a la droga

Maia se fue con Carlos Alberto Savanz o Sierra (es indocumentado y no está claro su verdadero apellido) el lunes pasado en bicicleta, bajo la promesa de este hombre de 39 años de conseguirle una a ella, más nueva.

"Yo creo que fue un chirlito de Dios para que mi hija se de cuenta y dejé esa porquería (por su adicción a la droga). Sabés cuantas veces fuimos a buscar ayuda, pero nadie nos ayudó", añadió Elida.

Fue entonces cuando confesó que ayer su hija le dijo "si aparece, voy a dejar la droga" y volvió a pedir que ayuden a su hija para superar los consumos problemáticos.

Maia y su madre viven en situación de calle en Villa Lugano, Ciudad de Buenos Aires, al igual que Carlos, el hombre que se la llevó.

Así halló la policia a Maia y detuvo a su captor en Luján

Temas