Policiales | La policía reprimió | Marcha pacífica | Muerte de Tahiel

La policía reprimió una marcha pacífica por la muerte de Tahiel

La policía reprimió, por segundo día, una marcha pacífica por la muerte de Tahiel. El niño de 6 años fue atropellado por automovilistas que corrían picadas

La policía reprimió, por segundo día, una marcha pacífica por la muerte de Tahiel. Por segunda noche consecutiva la familia del pequeño de seis años que perdió su vida cuando fue atropellado por un auto que fue chocado por un joven que venía corriendo una picada, volvió a salir a la calle para pedir justicia.

Te puede interesar...

En Laferrere la policía reprimió a los manifestantes, familiares y vecinos del pequeño de 6 años que falleció atropellado en medio de una picada. Repentinamente la fuerza conducida por Sergio Berni comenzó a disparar balas de goma y gases.

Este martes también la protesta fue pacífica pero no hubo que lamentar el ataque policial.

Tahiel murió este domingo cuando un auto que corría una picada embistió a otro, que terminó atropellando a su familia que esperaba para cruzar la calle.

La fiscal general de La Matanza, Patricia Ochoa, afirmó que los dos detenidos por participar de la "picada" que terminó en la muerte de un chico de seis años, en la localidad bonaerense de Gregorio de Laferrere, continuarán en prisión hasta que se releve la prueba.

“Lo íbamos a llevar pasear, a comer un helado ayer. Estaba contento, estábamos contentos. Que la Justicia nos devuelva un pedacito de Tahiel y haga justicia”, dijo su madre Noelia en estado de shock frente a los medios. Y siguió: “Quiero que me devuelvan a mi hijo de 6 años. Tenía toda una vida por delante. Iba a primer grado”.

El domingo tres hombres a bordo de un Volkswagen Bora, un Vento y un Chevrolet Corsa corrían una picada. Nahuel Olivera, de 22 años, que manejaba el Corsa, perdió el control del auto y chocó contra un Volkswagen Fox que circulaba con normalidad. Este último, debido al impacto, embistió contra Tahiel y sus padres, quienes esperaban para cruzar la calle en la esquina de Ruta 21 y Soldado Sosa. El chico perdió la vida inmediatamente y quedó tendido en la calle. El padre sufrió un golpe en la pierna y la madre resultó ilesa.