Diario Uno > Policiales > Fernando Báez Sosa

La familia de Fernando Báez Sosa no se opondrá al sobreseimiento de dos rugbiers

La familia Fernando Báez Sosa no se opondrán al sobreseimiento de dos rugbiers. Los abogados de la familia del joven asesinado a golpes no se opondrán al sobreseimiento

La familia Fernando Báez Sosa no se opondrán al sobreseimiento de dos rugbiers. Los abogados de la familia de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado a golpes el 18 de enero último en Villa Gesell, no se opondrán al sobreseimiento pedido por la fiscal de la causa para los dos rugbiers imputados que se encuentran en libertad, planteo al que adhirió la Fiscalía General de Dolores, informaron fuentes de la investigación.

La querella encabezada por Fernando Burlando y Fabián Améndola adherirá al planteo del Ministerio Público Fiscal (MPF) de que sean sobreseídos Juan Pedro Guarino (19) y Alejo Milanesi (19), acusados como partícipes necesarios del delito de "homicidio doblemente agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas".

Te puede interesar...

Guarino y Milanesi fueron detenidos horas después del crimen de Báez Sosa (19), junto a los otros ocho rugbiers imputados en la causa, pero ambos recuperaron la libertad el 10 de febrero, luego de que ninguno de los testigos los señaló en rueda de reconocimiento.

Tras casi ocho meses de investigación, la fiscal de instrucción Verónica Zamboni consideró en su requerimiento de elevación a juicio que presentó el 17 de noviembre ante el juez de Garantías David Mancinelli que "no se han obtenido elementos que permitan vincular directamente" a ambos con el homicidio, por lo que consideró que deben ser sobreseídos. Ante este planteo, el juez notificó al fiscal general de Dolores, Diego Escoda, quien indicó que estaba de acuerdo con el planteo.

Pero según indicaron a fuentes cercanas a la causa, Burlando y Améndola comparten la idea del sobreseimiento debido a que no aparecieron elementos que vinculen a Milanesi y Guarino con el ataque al joven asesinado.

Los abogados de la familia de la víctima insistirán de todos modos con el pedido para que se continúe la investigación de la presunta participación en el hecho de un joven que era señalado como el "sospechoso número 11", quien, según la fiscal, "no resulta imputado, ni ha sido identificado durante la investigación como agresor".

De acuerdo al requerimiento de 343 páginas que presentó Zamboni, quienes deben ir a juicio son los ocho rugbiers que cumplen prisión preventiva en la Alcaidía 3 del penal de Melchor Romero, en La Plata: Máximo Thomsen (20), Ciro Pertossi (20), Luciano Pertossi (19), Lucas Pertossi (21), Enzo Comelli (20), Matías Benicelli (21), Blas Cinalli (19) y Ayrton Viollaz (21).

Para la fiscal, los ocho detenidos "acordaron darle muerte" a Fernando, y para ello "previamente, distribuyeron funcionalmente sus roles", luego de que "minutos antes, al encontrarse en el interior del local bailable, tuvieran un altercado con la víctima, quien se encontraba acompañado con su grupo de amigos".

Zamboni consideró que "aprovechándose del estado de indefensión de la víctima, con el fin de darle muerte y cumplir con el plan acordado, le propinaron" en el suelo "varias patadas en su rostro y cabeza"; y los golpes le produjeron "lesiones corporales internas y externas, las cuales provocaron su deceso en forma casi inmediata, al causarle un paro cardíaco producido por shock neurogénico debido a un traumatismo grave de cráneo".

La fiscal precisó que "luego de su cometido", los rugbiers "se dieron a la fuga del lugar, pretendiendo lograr su impunidad, habiendo sido aprehendidos por personal policial en las inmediaciones del lugar de los hechos".

Además, destacó los mensajes intercambiados tras el ataque por los rugbiers, a través del grupo de WhatsApp "los delboca3", a partir de los cuales resaltó que "la totalidad de los imputados" tenía "plena conciencia y conocimiento de que había causado la muerte de Fernando, pese a lo cual, todos ellos huyeron del lugar, y se escondieron".