Policiales
Una amiga de Rolando Garrido (54) aportó el dato que está siendo investigado por las autoridades. Dudan de la versión del puestero de Lavalle que aseguró haberlo visto a principios de abril.

Investigan si el cobrador desaparecido hace un mes utiliza un perfil de Facebook falso

Por UNO

Por Sebastián Salassebastian.salas@diariouno.net.ar / @sebasalas_

Hace más de un mes que el paradero de Rolando Garrido es una incógnita a resolver por parte de la Justicia. Los investigadores han recibidos nuevos datos en la investigación sobre la desaparición del cobrador de 54 años, pero hasta el momento el expediente no tiene certezas firmes.

La pista central que siguen las autoridades es un perfil de Facebook. La mejor amiga del hombre que vivía en Guaymallén se acercó ante las autoridades y planteó una sospecha que está siendo profundizada por los pesquisas.

La mujer declaró que hace poco tiempo un hombre con una identidad desconocida la agregó como amiga en esa red social y comenzó a hablar con ella. “Por la forma de expresarse y de pensar, la testigo cree que es Garrido a través de un perfil falso”, detalló una fuente ligada a la causa.

Los últimos datos que se sabían de Roli, tal como lo conocían sus allegados, fue en el comienzo del fin de semana largo de Semana Santa cuando un puestero de Lavalle aseguró haberlo visto en el límite de ese departamento con Colonia Segovia y Palmira.

Según esta persona, el cobrador había parado con su moto y le había preguntado precios de alojamientos en esa zona. Sin embargo, esta pista se tornó difusa cuando el puestero brindó las características de la moto en la que circulaba el hombre y los familiares se dieron cuenta que no coincidían con el vehículo de 110 cilindradas que tenía Garrido.

También llegó hasta los sabuesos judiciales un dato sobre un cadáver sin identificar que había sido encontrado en ese departamento del norte provincial, pero en el lugar no encontraron nada y aseguraron que se trató de una “pista falsa”.

El fiscal de la causa, Juan Ticheli, se encuentra trabajando en nuevas medidas para tratar de dar con el paradero y explicar los motivos de su desaparición, que hasta el momento no ha podido ser justificado ni por sus propios familiares.

Misterio

El 31 de marzo pasado, José Rolando Garrido salió en su moto que había comprado hacía pocos días a realizar las cobranzas, como cada día. El hombre, que tiene residencia en Rodeo de la Cruz, se dedica a recaudar el dinero para el Hospital Español y algunos colegios privados.

Su jefe lo llamó por última vez horas después del mediodía y esa fue la última comunicación que mantuvo con sus allegados. Desde entonces su celular está apagado.

Roli tenía en su poder cerca de 20 mil pesos en efectivo producto de las cobranzas.

Dejá tu comentario