Diario Uno > Policiales

Imputaron a los 6 detenidos por el asalto al hotel boutique en Luján

Mientras fueron indagados, imputados y trasladados a la Penitenciaría, los seis delincuentesdetenidos en las primeras horas del sábado, la Policía de Investigaciones y la fiscal especial

Claudia Ríos terminaron de armar el rompecabezas que permitiría dar con los nueve prófugos de la

Te puede interesar...

banda que asaltó un hotel boutique en Agrelo, Luján.

Los seis detenidos ya están alojados en el Penal de Boulogne Sur Mer después de negarse a

declarar y quedar formalmente acusados por el robo al hotel Cavas Wine Lodge. La Fiscal Ríos

levantó la incomunicación tras la abstención de declarar de los seis sujetos considerados, prima

facie, autores del violento asalto.

La Policía confirmó que tanto los detenidos como los nueve prófugos serían parte de una

organización especializada en robos a barrios privados. Para ello, los malvivientes contarían con

una estructura de inteligencia y operativa de gran escala, según especularon los pesquisas después

de desgranar y ordenar los datos que fueron surgiendo desde la caída de los ahora encarcelados, el

sábado en la madrugada.

Los detenidos son todos mendocinos y, al menos algunos, son peligrosos ejecutores del hampa

local, precisaron algunas fuentes ligadas a la causa. Uno de los seis delincuentes sería el autor

del disparo que acabó con la vida de otro caudillo del hampa local: Ricardo Gutiérrez, alias

Choroto, de 63 años.

Así lo confirmó a este diario uno de los pesquisas, quien a la vez alertó sobre la

posibilidad de que otros miembros de la banda de ladrones a sitios VIP hayan participado en el

tiroteo en el que cayó Gutiérrez. Ese caso ocurrió el 3 de diciembre del año pasado y en la escena

hubo dos bandas delictivas enfrentadas a tiros, hasta que intervino una patrulla policial. Al

Choroto lo dejaron baleado en el hospital El Carmen, donde murió.

Si bien los primeros trascendidos indicaron que una bala policial pudo alcanzar al

delincuente, el avance de la investigación rectificó el dato y atriubuyó el proyectil letal a un

arma de los malvivientes.

En la fuga tras el robo al hotel de Agrelo, los delincuentes actuaron de manera similar a los

instantes previos a la muerte del Choroto: dispararon a mansalva contra los patrulleros y autos

policiales sin identificación que los seguían. Además de una Ford Eco Sport con 11 disparos, quedó

incautado un Citroën Picasso, que también usaron los maleantes.

En el hecho que provocó la intervención policial, 20 pasajeros fueron maltratados para

robarles dinero y joyas. Entre las víctimas, todas turistas, había extranjeros que de inmediato

compraron pasajes para irse.

Ayer, los detenidos fueron indagados por la fiscal Ríos después de las 17. El trámite se

llevó a cabo en la sede de Delitos Complejos, en el Palacio Policial. La peligrosidad de los

detenidos originó que se destinara un escuadrón de Infantería a la custodia de las inmediaciones

del lugar. El ministro Carlos Aranda permaneció allí hasta minutos antes del traslado.