Diario Uno Policiales

Estaba en una precaria casa en Blanco Encalada, Luján, donde la habría cuidado un joven que fue detenido. La niña, oriunda de San Martín, afirmó que huyó de su casa porque su padrastro la abusaba y su madre la prostituía.

Hallaron en Mendoza a una chica de 12 años que dijo haber sido violada por su padrastro en San Martín

Por UNO

Rosana Villegasvillegas.rosana@diariouno.net.ar

Seguir leyendo

Un extraño caso desvela por estas horas a los investigadores y la Justicia de Luján de Cuyo. Esos pesquisas detuvieron ayer a un joven de 23 años, quien terminó confesando que estaba “cuidando a una nena de 12 años en Blanco Encalada”. Cuando los policías llegaron al lugar indicado, efectivamente allí encontraron en una precaria casa a la chica, muy mal alimentada, que les dijo entre llantos que se había ido de su casa de San Martín porque su padrastro la violaba y su madre la prostituía.

El caso se destapó en la tarde de ayer, cuando a un par de uniformados de la Comisaría 47 de Carrodilla que patrullaban en las cercanías de Paso y San Martín –muy cerca de la dependencia– les llamó la atención la actitud que adoptó un joven, quien al verlos intentó huir. En el momento, los efectivos lograron alcanzarlo y lo detuvieron con la intención de identificarlo. Fue así que mientras el muchacho esperaba en la comisaría terminó aceptando que tenía antecedentes policiales, pero que en ese momento sólo estaba “cuidando a una nena de 12 años” y aportó el domicilio de Blanco Encalada en donde supuestamente se encontraba la menor.

Sospechando de la coherencia de lo que había contado, un par de efectivos fue hasta el lugar indicado y allí efectivamente encontraron a una nena de 12 años, que estaba en una casa cubierta de nylon y notoriamente mal alimentada.

A esos policías la nena les contó que hacía tres semanas se había ido de su casa de San Martín porque su padrastro y su cuñado la violaban, y porque además su madre la prostituía.

Ante tamaña confesión, el caso se derivó a la Oficina Fiscal Nº15, que funciona en la misma dependencia y desde allí se decidió enviar a la nena a el OAL (Organismo Admisnitrativo Local) para que fuera asistida en el hospital Notti.

En tanto, los investigadores solicitaron a sus pares de San Martín que rastrearan si en el departamento del Este existía alguna denuncia de búsqueda de paradero que coincidiera con las características de la menor hallada.

Así se supo más tarde que en San Martín buscaban a dos menores desaparecidas, pero ninguno de los casos coincidía con la edad de la niña encontrada.

Por otro lado, los investigadores de esa oficina fiscal buscaban interrogar al joven que supuestamente la cuidaba, para saber cómo es que él tomó contacto con la menor. Si bien el detenido, que tenía domicilio en Las Heras, habría dado varias versiones y la mayoría muy confusas, en una de ellas habría aceptado conocer a la familia de la menor y también la casa que tenía en San Martín.

Hasta el cierre de esta edición los investigadores esperaban el resultado de los análisis que se le practicaron a la menor para confirmar al menos si fue abusada o no.