Policiales Martes, 27 de febrero de 2018

Crimen del carpintero: una nueva prueba beneficia al acusado

A Juan Carlos Moya (61) lo mataron dos delincuentes que le exigían $20.000, en su casa de Guaymallén. Hay una persona detenida y otra prófuga

En una situación compleja ha quedado el expediente de un crimen resonante que tuvo la provincia el año pasado. Un carpintero fue acribillado en un asalto en su casa, causa que tiene a un sospechoso. Sin embargo, todas las medidas probatorias lo han beneficiado y está cerca de ser sobreseído. Juan Carlos Moya (61) fue asesinado el sábado 4 de noviembre 2017 por la siesta. Dormía en su vivienda de calle Gutemberg y Victoria, de Guaymallén, cuando dos malvivientes llegaron con la excusa de pedirle un presupuesto.El hijo los hizo pasar y una vez dentro de la propiedad uno de los ladrones lo redujo al chico y el otro fue en busca del padre, que estaba en la habitación. A Juan Carlos le pedían $20.000 que había cobrado un día antes por un trabajo. Él se resistió y en un forcejeo lo balearon en el abdomen y en la ingle, heridas que fueron mortales.Su hijo también se trenzó con los malhechores y hasta pudo sacarles la pistola. Los corrió algunos metros y les disparó para detenerlos, pero estos dos hombres escaparon.El arma, que quedó en poder del hijo de la víctima, se convirtió en un elemento clave. A partir de un cotejo balístico, se pudo determinar que esa pistola fue usada en Guaymallén meses atrás, cuando un hombre le disparó varias veces a una persona.De ese ataque hubo cinco testigos que señalaron a un mismo autor. Este sujeto fue relacionado con el homicidio del carpintero por haber utilizado tiempo antes la pistola con la que ultimaron al trabajador.El sospechoso fue identificado como Pedro Mercado (44), lo arrestaron y fue imputado por homicidio criminis causa. Desde entonces está en el penal, sin embargo, las pruebas contra él escasean. En enero se realizó la audiencia de prisión preventiva, en la cual el juez Marcos Pereira consideró que no había pruebas para acusarlo directamente del asesinato. A esto se suma que anteriormente otra medida clave dio negativa: una rueda de reconocimientos en la que el hijo del carpintero no señaló a Mercado. Las buenas noticias seguirían para el imputado. La última novedad que tuvo el fiscal del caso, Gustavo Pirrello, fue que no se halló ADN del detenido ni en la pistola ni en un auto que fue secuestrado, en el que presuntamente se movían los malvivientes. En este contexto, el abogado defensor reclamará el sobreseimiento de su cliente en la causa del crimen, mientras los pesquisas analizan algunas testimoniales para ver si logran vincularlo. Independientemente de este hecho, Mercado quedará detenido por el ataque a balazos que protagonizó en Guaymallén. La muerte del carpintero, además, tiene a un prófugo.

Dejanos tu comentario