Policiales Jueves, 30 de noviembre de 2017

Caso Micaela Tati: condenaron a 26 años al acusado por el homicidio

Se trata de Claudio Satur Mendoza. Fue condenado por el crimen de la adolescente de 13 años en marzo de 2012.

Ni el alegato de la abogada defensora ni el fallo anterior de la Suprema Corte de Justicia fueron claros para los jueces de la Sexta Cámara del Crimen. Los magistrados entendieron que Claudio David Mendoza (26) mató con intención a Micaela Tati (13) en marzo de 2012 y le dieron una pena de 26 años de prisión.

Cerca de media hora demoraron en resolver el veredicto los jueces Jorge Del Popolo, Aníbal Crivelli y Nancy Lecek, tras escuchar los alegatos en donde no se discutió la autoría del Satur en el asesinato sino la calificación sobre la cual debía ser penado.

Tanto el fiscal de Cámara Fernando Guzzo como el querellante oficial Facundo Garnica habían pedido 26 años de prisión por homicidio agravado por el uso de arma de fuego -víctima Micaela- y el mismo delito en grado de tentativa -víctima su tío, Rafael Molina-. En tanto que la abogada del imputado, Laura Aizcorbe, solicitó 8 años entendiendo que el ataque contra la niña fue un homicidio culposo -ver aparte-.

Antes de escuchar la sentencia, el asesino dijo sus últimas palabras: "Nunca quise lastimar a la niña sino asustar a Molina, que nos traía a maltraer desde hace tiempo por un abuso a mi hermana".

Tras escuchar el veredicto, la madre de la víctima fatal aseveró que "ningún fallo va a devolverme a mi hija". "Ojalá no le bajen la condena. En qué cabeza cabe esa cantidad de años", dijo Claudia Molina, en referencia a la sentencia contra Jorge Loco Barroso que la Corte provincial rebajó de 26 a 8 años de prisión.

Con respecto al motivo del ataque armado del Satur a su hermano dijo que "ellos tenían problemas de barrio. Mi hermano es un asesino igual que él -de hecho está detenido por un crimen- pero mi hija no tenía nada que ver en esto".

Otra vez a la Corte

La jornada comenzó con el alegato del fiscal Fernando Guzzo, quien repasó brevemente las pruebas que comprometen al Satur, además de su propia confesión. Luego, criticó el fallo de la Suprema Corte: "para ellos la falta de cuidado del Satur fue no tener buena puntería". "Es ilógico porque dicen que hubo dolo y culpa en un mismo hecho. Le dan sólo 8 años a una persona que mató a una menor e hirió a un mayor en lugar atestado de gente".

El magistrado también destacó que ese veredicto no fue plenario para sentar jurisprudencia e incluso fue en disidencia -el ministro Salvini votó en contra-. "En menos de un año mágicamente resolvieron la apelación cuando esta fiscalía tiene causas que esperan desde hace 6 años", dijo. También destacó que ha apelado y la Corte nacional todavía no se expide.

Con respecto al Satur, consideró que fue "indiferente, pero eso no quiere decir que desconocía y sabía que podía dañar a otras personas cuando efectuó los disparos".

Por su parte, el abogado querellante Facundo Garnica calificó de "aberrante" el pensamiento de la Corte provincial. "¿Si hablamos de una única acción cómo podemos empezar diciendo que es doloso y luego culposo? Es una cosa de locos".

"Es imposible creerle al Satur que no quiso matar a alguien más si disparó a un grupo donde había cien personas en esa plaza", analizó el representante de la madre de Micaela Tati.

En contraparte, la abogada defensora Laura Aizcorbe -también representa al Loco Barroso- dijo que Mendoza quiso asustar a Rafael Molina con un arma, pero este último también exhibió una y por eso comenzó a disparar. De todas formas, puntualizó que lo hirió en la pierna, lo que demuestra que no tenía intención de matar.

"Hay que tener en cuenta que varios testigos dijeron que Molina usó a Micaela como un escudo. Por eso pido aplicar la misma teoría de la Corte y que se trate como un homicidio culposo", esgrimió la letrada. También anticipó que apelará este fallo si su defendido era condenado a 26 años de prisión.

Micaela Tati
Micaela Tati

Ataque armado

Micaela Tati y su tío fueron baleados el 10 de marzo de 2012 en una feria que se desarrollaba en la plaza del barrio La Gloria. Barroso manejaba una moto y el Satur era quien empuñaba el arma. El ataque estaba dirigido para Molina, quien recibió un impacto en una de sus piernas. Pero la niña de 13 también sufrió una herida de arma de fuego que le dañó la arteria femoral y le produjo la muerte tres días después.

En 2014, Barroso había sido condenado en primera instancia a 26 años de prisión pero la Suprema Corte de Justicia le rebajó la pena al interpretar que debía calificarse con el atenuante de la imprudencia -para los ministros, la bala fatal no iba dirigida hacia Tati sino hacia su tío-. En este punto todavía no hay palabra final, ya que el fiscal Guzzo interpuso un recurso extraordinario y será la Corte nacional la que decida.

Más noticias