Policiales
Las sospechas que el chico de 16 no actuó solo en el crimen de su novia son cada vez más fuertes. El adolescente quedó detenido luego de confesar el homicidio, y otras cuatro personas continúan demoradas.

Caso Chiara: hallaron ropa ensangrentada que pertenecería al padrastro del novio de la joven

Por UNO

Ropa ensangrentada fue encontrada en la casa del adolescente que confesó haber asesinado y enterrado a su novia de 14 años en su casa de la localidad santafesina de Rufino, y se sospecha que pertenecería a su padrastro.El hallazgo se concretó en allanamientos realizados en la casa del adolescente y fue confirmado por el fiscal general de Venado Tuerto, Alejandro Sinópoli, quien sostuvo además que los investigadores sospechan que el chico, que se llama Manuel y tiene 16 años, no actuó sólo en el crimen.

"Se encontraron elementos muy importantes que vinculan a uno de los mayores detenidos y que tiene que ver con ropa con sangre", sostuvo el fiscal en declaraciones a radio La Red de Buenos Aires.

Sinópoli indicó que el hallazgo, que se conoció después de una conferencia de prensa en la que se había señalado desde la Fiscalía a cargo que por el momento no había elementos para inculpar a los parientes del adolescente detenido por el crimen de la joven Chiara Páez, se produjo en el cuarto del padrastro del chico.

No obstante resta corroborar si la sangre pertenecía a Chiara y si las ropas efectivamente eran del hombre que se encontraba detenido junto con la madre del adolescente y los abuelos maternos.

El fiscal admitió que durante la reconstrucción del hecho, el adolescente actuó en todo momento para demostrar que era el único autor del crimen, hasta el punto de volver a cavar un pozo similar al empleado para depositar el cadáver de su novia.

No obstante, Sinópoli mantuvo sus dudas con respecto a esa circunstancia.

"Tras la conferencia de prensa de ayer, se encontraron elementos muy importantes que vinculan a uno de los mayores detenidos que tiene que ver con ropa con sangre. Manuel (el novio de Chiara) actuó junto a otra persona", expresó.

Las principales dudas pasan por la contextura del adolescente detenido, bastante menor a la de la adolescente asesinada, que tenía 1,75 metros de altura.

En la conferencia brinda este martes, cuando todavía no se conocía el hallazgo de las prendas con rastros de sangre, Sinópóli consideró que el adolescente "falsea la verdad" y advirtió que en la investigación se debe determinar "si está ocultando a otros participes".

Chiara, quien se encontraba embarazada, había desaparecido la madrugada del domingo último, cuando visitaba a unas amigas, y su cuerpo fue encontrado enterrado a última hora de la noche del mismo día, en la casa de su novio.

Poco antes, el menor, había sido entregado por su padre, que es policía, y confesó la autoría del crimen.

Fuente: Noticias Argentinas

Dejá tu comentario