Diario Uno > Policiales

Capturaron al presunto asesino de un hombre que cuidaba y atendía un quiosco en Las Heras

Por Soledad Segadesegade.soledad@diariouno.net.ar

Te puede interesar...

Un joven de 21 años fue capturado en Las Heras como el principal sospechoso del homicidio de Jorge Soto (57), quien fue ultimado de un balazo en la cabeza cuando cuidaba y atendía un quiosco mientras sus dueños estaban de vacaciones en Mar del Plata. Además estuvo vinculado a otro crimen y acusado por un intento de homicidio.

Se trata del Chanchín Bracamonte, uno de los acusados de haber disparado contra Soto, cuando este quiso evitar ser asaltado por al menos tres jóvenes en la madrugada del viernes 22 de febrero pasado, en la despensa que funciona en el interior de una casa de calle Bufano y Olascoaga, de Las Heras.

Personal de Investigaciones realizó ocho allanamientos en la mañana de este viernes, y en la calle Lagomaggiore del barrio Covirpol capturaron al presunto delincuente. Además de ser buscado por el homicidio tenía otro pedido de captura de mayo del 2012 y antecedentes por amenazas agravadas, daños y delitos contra la propiedad.

También fueron detenidos dos hermanos del Chanchín, de 16 y 17 años. Estaban en una casa de la calle México, del mismo barrio, y les secuestraron una escopeta recortada calibre 12 con cuatro cartuchos.

Todos quedaron alojados en la Comisaría 16 de Las Heras, pero el Chanchín luego de haber sido imputado por homicidio criminis causa fue trasladado directamente a la Penitenciaría.

Antecedentes

El 7 de febrero pasado un hombre de 80 años fue asesinado de un balazo en el pecho y su hijo de 39 años resultó herido en medio de una balacera en calle Olascoaga y Mathieu en Las Heras.

Salvador Eulogio Soto murió en el lugar mientras que su hijo Eduardo Soto, recibió tres balazos, uno en un hombro, otro en un brazo y en la zona lumbar, y fue trasladado al hospital Ramón Carrillo.

El Chanchín es uno de los involucrados en este homicidio y lesiones. Según los investigadores hay una guerra desde hace tiempo entre los Soto y los Bracamonte.

Pero Jorge Soto no tenía nada que ver con la familia con la que los Bracamonte tienen problemas.

El hecho

Jorge Soto (57) había quedado a cargo de la casa en la que funciona una despensa. Esto es en calle Bufano y lo hizo a pedido de sus dueños mientras ellos disfrutaban de sus vacaciones en Mar del Plata.

En la madrugada del viernes 22 de febrero pasado, Soto estaba junto a un amigo en la puerta del negocio donde tomaban una cerveza. En ese momento vieron que tres jóvenes se acercaban, uno con la cara tapada y un arma de fuego en la mano, según declaró un testigo clave.

Para proteger el negocio, Soto entró y se encerró. Los jóvenes asaltaron a su amigo, a quien le sacaron 50 pesos, y no conformes intentaron entrar en la despensa.

“Viejo, abrí la puerta, no te hagas matar”, fue lo que le gritaban desde afuera hasta que le dispararon por ambas ventanas. Uno de esos proyectiles impactó directamente en su cabeza y el hombre murió en el lugar.

Los asaltantes entraron, se llevaron algunos elementos y escaparon. El amigo de la víctima, que vio todo, fue a buscar ayuda policial. El cuerpo de Soto estaba tendido en el piso y con un arma de fuego en las piernas, con la que habría intentado defenderse, pero que no llegó a disparar.

Los vecinos aseguraron conocerlos del barrio Covirpol, que queda a pocos metros del lugar del crimen, e indicaron que amenazan, roban y asaltan a toda hora del día en el barrio Alfa III, por lo en la zona todos viven atemorizados.