Diario Uno > Policiales > falleció

Atacó a su esposa, escapó, lo siguió la policía, chocó su camioneta y murió

Se trata de un militar que se estrelló contra los Torreones de Campo Los Andes tras haber protagonizado un hecho de violencia de género

Un militar fue protagonista de un hecho con connotaciones muy particulares que lo llevaron a la muerte. Es que tras atacar a su esposa e hijas, escapó en su camioneta y terminó chocándola, aparentemente con la intención de quitarse la vida. Finalmente el sujeto falleció.

Los medios locales del Valle de Uco informaron este fin de semana de un hecho que terminó siendo trágico y que conmovió a la comunidad de Tunuyán por sus inusuales características, ya que un integrante del ejército, Gustavo Leopoldo Gallardo, de 51 años, estrelló su vehículo este sábado contra los conocidos Torreones instalados entre las localidades de Vista Flores y Campo Los Andes, sobre la Ruta Provincial 92. Tras ser internado grave, en las primeras horas de este domingo se informó que falleció debido a las heridas recibidas.

El accidente puede no haber sido tal, ya que según las primeras investigaciones se consigna que el fallecido Gallardo habría estrellado su vehículo cerca de las 15 del sábado, tratándose de un intento de suicidio, y donde se involucra también un intento de femicidio, ya que el parte policial señala que el soldado habría apuñalado a una mujer, para luego darse a la fuga y embestir exprofeso su camioneta contra la antigua construcción de estilo medieval que servía de puesto de control para quienes ingresaban a Campo Los Andes, una zona militarizada.

La policía tomó conocimiento que en un domicilio de calles Barros y La Superiora, de La Consulta, San Carlos, poco antes de las 13, Gallardo se presentó en estado de ebriedad y amenazó con un cuchillo a su esposa e hijas, aunque medios locales indican que las habría agredido. Luego el militar de la Compañía de Ingenieros se retiró por calle Suárez al Norte por lo que se produjo un operativo en la zona en procura del agresor, que se desplazaba en una camioneta Fiat Toro y que fue avistado luego por el móvil 2899. Éste comenzó a seguirlo a distancia prudente informando de lo visualizado al CEO y por medio de este a la ayudante fiscal en turno. Posteriormente el móvil policial sería testigo del choque de Gallardo contra los Torreones.

Tras el violento impacto de la pequeña pickup, se movilizaron los servicios de emergencia y allí trabajó personal de bomberos voluntarios, policía y el Servicio de Emergencia Coordinado, para poder sacar al hombre de entre los hierros retorcidos y luego trasladarlo al hospital Scaravelli de Tunuyán, donde fallecería horas más tarde, a la una de la madrugada de este domingo, tras haber estado en terapia intensiva.

Los medios locales señalaron que el infortunado militar habría discutido con su esposa y luego agredido con un arma blanca, para luego salir a escape y chocar. También indicaron que la mujer estaría fuera de peligro tras ser atendida en el mismo hospital donde su esposo perdió la vida.

Los Torreones de la ruta 92 son una antigua construcción similar a las históricas que existen en el ingreso a la ciudad de Córdoba, sobre Ruta 9, y en el caso de los tunuyaninos se trata de una edificación antigua que servía de retén y puesto de vigilancia para quienes ingresaban a la zona militar de Campo Los Andes, donde tienen asiento el Regimiento de Caballería de Exploración de Montaña 15 Libertador Simón Bolívar, el Batallón de Ingenieros de Montaña 8 Barreteros de Cuyo y el Establecimiento Campo Los Andes del Ejército Argentino, instalado en esa zona desde el año 1902.

En el año 2015 la Municipalidad de Tunuyán puso en valor Los Torreones y los declaró patrimonio cultural departamental, aunque no son pocas las quejas de vecinos, que indican que la cercanía de la sólida construcción tan cerca de la carpeta asfáltica es un peligro latente para quienes circulan por esa ruta.

La Oficina Fiscal local investiga violencia de género y la causa de la muerte de Gallardo.

Fuentes: El Cuco Digital y diariondi.com

Seguir leyendo