Diario Uno > Policiales

Asesinaron a un policía federal durante un asalto a un colectivo

Un sargento de la Policía Federal quien estaba de franco y vestía de civil, fue asesinado de unbalazo en la cabeza, ayer, en un asalto a un colectivo en el partido bonaerense de Tres de Febrero.

La víctima fue identificada como el sargento Jerónimo Muñoz (45), quien se desempeñaba en la

Te puede interesar...

Comisaría 47. Los investigadores del caso creen que el crimen se produjo en medio de un forcejeo

entre el policía y dos de los tres delincuentes que asaltaron el transporte.

El hecho se inició minutos antes de la 1 a bordo del interno 143 de la línea 176. Según

fuentes policiales, tres delincuentes armados abordaron el colectivo, en el que viajaban 18

pasajeros.

Mientras uno de los ladrones amenazó con un arma al chofer y le indicó el camino a seguir,

los otros dos comenzaron a caminar por el colectivo para exigir las pertenencias de las personas. "

Fueron robando los objetos personales de cada uno de los pasajeros desde adelante hacia atrás,

donde estaba Muñoz", explicó una fuente cercana a la investigación.

Cuando los ladrones se toparon con el efectivo, se habría producido primero un intercambio de

palabras y luego un forcejeo.

Se cree que, en medio de la lucha, uno de los asaltantes le arrebató a Muñoz su pistola 9

milímetros reglamentaria, con la que le efectuó un disparo en la cabeza.

Aún no se sabe si el policía, quien regresaba a su casa tras realizar un servicio de

vigilancia privada en el barrio porteño de Belgrano, se identificó como tal o bien los ladrones

advirtieron que se trataba de un efectivo.

Tras el ataque, los tres delincuentes bajaron del colectivo con algunos efectos robados a los

pasajeros y escaparon raudamente, mientras que Muñoz fue llevado en el mismo colectivo hasta el

hospital de Campo de Mayo, donde llegó muerto debido a la grave lesión que sufrió en el cráneo.

Pocos testigos

Al cierre de esta edición nada se sabía de los asaltantes y su identificación se complicaba,

ya que la mayoría de los pasajeros que iban en el micro desaparecieron al llegar al hospital.

Así, sólo quedaron para atestiguar en la causa el chofer y una chica que iba como pasajera.

De todas maneras, se pudo sumar a dos testigos más a partir de algunas billeteras y carteras que

los ladrones descartaron en la huida.

Los testigos contactados hasta la tarde de ayer habían aportado datos sobre la fisonomía de

los asaltantes que son hombres de entre 25 y 28 años, de los cuales se sospecha que viven en la

zona de Bella Vista.