País Lunes, 16 de julio de 2018

Tras la discusión por el aborto será el turno de la despenalización de estupefacientes

El debate comenzaría apenas finalizado el tratamiento de la ley de aborto en el Senado, que tiene fecha para el próximo 8 de agosto.

Permitido por ley. Uno de los tantos uruguayos que fuma marihuana.

El próximo 21 de agosto el presidente Mauricio Macri recibirá al titular de la comisión de reforma y actualización del Código Penal, Mariano Borinsky, quien le entregará el texto definitivo del anteproyecto del nuevo Código Civil, el cual contendrá novedades en lo que respecto a la tenencia de estupefacientes, con la posibilidad concreta de que se despenalice el consumo personal.

Esta reunión será la señal de largada de otro debate intenso que atraviesa a la sociedad civil y que comenzaría apenas finalizado el tratamiento de la ley de aborto en el Congreso, que tiene fecha de sesión en el Senado el próximo 8 de agosto.

Según reproduce el diario Clarín a partir de diálogos con Borinsky, el texto del Código Civil pasará de 316 artículos que contiene actualmente a 540.

En cuanto al título 15 sobre "delitos de narcotráfico y relacionados con estupefacientes" el nuevo texto estipula que la tenencia de drogas no será punible en la medida en que se trate de "escasa cantidad" y que su consumo sea realizado "en el ámbito privado".

"Estamos plasmando en la ley lo que ya establece la jurisprudencia de la Corte Suprema basándose en el artículo 19 de la Constitución Nacional", explicó Borinsky al mencionado diario, al hacer referencia al artículo que avala acciones privadas de las personas siempre que "no ofendan el orden ni la moral pública, ni perjudiquen a un tercero".

Borinsky también afirmó que el nuevo Código abrevará en la jurisprudencia, al hacer mención al fallo Arriola del 25 de agosto de 2009 en el que la Corte Suprema de Justicia resolvió por unanimidad la inconstitucionalidad de penar la tenencia para consumo personal con entre un mes y dos años de prisión como dicta la actual ley de estupefacientes.

La Ley de Estupefacientes 23.737, sancionada durante el gobierno de Raúl Alfonsín en 1989 castiga la tenencia aunque sea en dosis pequeñas y aún para consumo personal en el ámbito privado.

Dejanos tu comentario