País Viernes, 16 de febrero de 2018

Si no fuera de Cambiemos, Alfonsín dice que marcharía el 21

El dirigente radical sorprendió con sus afirmaciones. Dijo que los trabajadores tienen sobradas razones para protestar.

La movilización del 21 convocada por el Sindicato de Camioneros tiene en vilo a la clase política argentina y se ha convertido en el tema obligado de la agenda de funcionarios, legisladores oficialistas y de la oposición, dirigentes sindicales y representantes de los más diversos sectores.

Pero en medio de todo el revuelo la declaración que más sorprendió fue la del dirigente de la Unión Cívica Radical, Ricardo Alfonsín.

"Probablemente si yo estuviera en el mundo del trabajo y no fuera político, no fuera radical y no fuera de Cambiemos estaría en la marcha", señaló el diputado de mandato cumplido.

El hijo del ex presidente Raúl Alfonsín cuestionó a quienes objetan la movilización de trabajadores e instó a quienes gobiernan a "hacer las cosas para que los trabajadores no tengan razones para protestar".

"Lo que va a ocurrir el 21 es algo que puede ocurrir en un país con 30% de pobres, 10% de desempleo, que encabeza el desempleo juvenil en América del Sur, con salarios muy bajos y jubilaciones que ni alcanzan la canasta familiar", agregó.

"También se les dice a los trabajadores que deben actualizar sus salarios conforme a la inflación estimada cuando todo el mundo sabe que va a haber una inflación superior", aseguró Alfonsín, al enumerar los motivos que para él justifican la movilización organizada por el líder camionero Hugo Moyano.

"Por supuesto que la existencia de sindicalistas corruptos le viene como anillo al dedo a quienes quieren una organización de los trabajadores débil", remarcó.

En otro orden, el ex legislador radical apuntó contra la conducción de su partido, de la cual dijo que "nunca estuvo tan divorciada de la razón de ser de la UCR".

Mientras tanto, quizás como un anticipo de lo que sucederá el próximo miércoles, ayer hubo una jornada nacional de protesta lanzada por la Asociación de Trabajadores Estatales (ATE), movimientos sociales, partidos de izquierda y referentes de la CTA Autónoma a la Plaza de Mayo en rechazo a los despidos en los organismos públicos.

Además, parte de estas agrupaciones realizaron cortes parciales en los principales accesos a la Ciudad de Buenos Aires, para reclamar por la sanción de la Emergencia alimentaria.

Dejanos tu comentario