País Martes, 22 de mayo de 2018

Quintana dice que "no hay nada que ocultar" de su participación en Farmacity

El vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, sostuvo que "jamás" tomó "ninguna decisión" ni ejerció influencia en favor de la empresa en la que tiene acciones

El vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, sostuvo que "jamás" tomó "ninguna decisión" ni ejerció influencia en favor de Farmacity, al asegurar hoy que "no hay ninguna incompatibilidad" con su condición de accionista de la cadena de farmacias y perfumerías, por lo que no tiene "nada que ocultar".

Quintana concurrió hoy al piso de radio Mitre, donde dialogó con el periodista Jorge Lanata, quien el domingo en su programa "Periodismo para Todos" presentó un informe en el que denunció "conflicto de intereses" en el vínculo entre el vicejefe de Gabinete y Farmacity.

"Desde el momento en que (el presidente) Mauricio Macri me convoca, me tomé 24 horas para desarmar lo que pude desarmar y antes de asumir renuncié a la presidencia del directorio de Farmacity", declaró el funcionario.

"A partir de ese día, no tomé ninguna decisión ni tuve influencia ni participé en reuniones de directorio ni en ninguna llamada que tengan que ver con la compañía", agregó.

Dijo que "como funcionario, jamás" tuvo "ninguna participación ni influencia en ninguna decisión que pudiera afectar a la compañía".

Quintana, quien hace un mes había dicho que "antes de fin de año" se va a desprender del 3% de acciones que aún posee en Farmacity, aclaró que se trata de un proceso que "lleva tiempo". Pero reiteró que venderá sus acciones durante este año.

"No hay ninguna incompatibilidad entre mi rol de accionista y de funcionario público. No existe esa incompatibilidad. Quiero dar tranquilidad de que no hay ninguna incompatibilidad y en ningún momento ejercí influencia a favor de Farmacity", insistió el vicejefe de Gabinete.

"La decisión de vender venía madurándose hace tiempo. No tengo marcha atrás en mi vida empresaria; me voy a quedar en la política", agregó.

Dijo que "hay un duelo en esta venta a nivel personal, porque es como cerrar un capitulo de la historia, pero el costo en lo personal, para el Gobierno y para muchos de los socios de la compañía de que mantenga estas acciones, no justifica la continuidad. Por eso tomé esa decisión".

"Yo no pido un acto de fe. Yo vengo y digo una verdad. Lo que hice, lo hice sin deshonrar el mandato de la sociedad de no robar ni mentir", afirmó.

"A todos nos duele la desconfianza. Si tomé esta decisión de dejar todo para poner el hombro en la construcción de un país justo, lo último que haría es deshonrar el mandato de la sociedad", puntualizó Quintana.

Más noticias