País Viernes, 20 de enero de 2017

"No tengo ningún arma guardada en mi casa, Lagomarsino no debe tenerme miedo"

Arroyo Salgado también sostuvo que Lagomarsino "llegó a la vida de Nisman a través de un servicio (de inteligencia)" y recordó que "está imputado en el expediente".

Sandra Arroyo Salgado, la jueza federal de San Isidro y ex esposa de Alberto Nisman salió al cruce del experto informático y facilitador de la pistola que terminó con la vida del fiscal, por haberla acusado de "mentir sistemáticamente" en la causa."No tengo ningún arma guardada en mi casa, Lagomarsino no debe tenerme miedo", dijo la magistrada en TN. En ese marco, añadió: "Lagomarsino no debe tenerme miedo porque soy una persona de Derecho y tengo claros los derechos de las víctimas. Nuestro derecho es llegar a la verdad material. Por lo tanto desconozco lo que teme. Nos sometemos a las decisiones de la justicia". El técnico informático, propietario del arma de la cual salió el proyectil que mató a Nisman, había manifestado que le daba "miedo que un juez federal" lo señale como "parte de un plan asesino", luego de que Sandra Arroyo Salgado sostuviera que no tenía dudas sobre su participación en el hecho. En tanto, la jueza se quejó de que "Lagomarsino sale a hablar cada vez que hay una fecha importante" y ejemplificó que el imputado dio "una conferencia el mismo día que se iniciaba el velatorio de Nisman" y "dijo que (el fiscal) se la pegó jugando, es algo muy doloroso". "Él dice que Nisman miente. Pero yo le pregunto a él en qué miento yo. Y me planteo que el que me está mintiendo es él", añadió la madre de las dos hijas del fallecido titular de la UFI-AMIA. Arroyo Salgado también sostuvo que Lagomarsino "llegó a la vida de Nisman a través de un servicio (de inteligencia)" y recordó que "está imputado en el expediente". En la entrevista, la jueza federal de San Isidro también le respondió a la ex fiscal Viviana Fein, quien volvió a defender ayer sus actuaciones en la causa, un día después del segundo aniversario del hallazgo del cuerpo de Nisman en su departamento en Puerto Madero. En ese sentido, Arroyo Salgado evaluó que "la actuación de la fiscal dejó mucho que desear" y que "hubo encubrimiento de la muerte de Nisman, lo que quedó expuesto con los videos que vimos" sobre el procedimiento de recolección de pruebas en la vivienda del funcionario judicial."De hecho hay denuncias contra ella y (el ex secretario de Seguridad) Sergio Berni, él era el jefe de las fuerzas de seguridad", recordó. "Hubo una manada de búfalos", definió en referencia al tratamiento de la escena del hallazgo del cadáver y la cantidad de personas presentes aquella noche del domingo 18 de enero.

Más noticias