País Miércoles, 18 de abril de 2018

"Llevarán sobre sus espaldas las muertes por abortos clandestinos"

La actriz Muriel Santa Ana lanzó esa advertencia a los legisladores en la tercera jornada de debates. Otra vez hubo discursos fuertes tanto a favor como en contra del proyecto.

La actriz Muriel Santa Ana advirtió a los legisladores que si no se aprueba la despenalización del aborto "llevarán sobre sus espaldas las muertes que se produzcan por la realización de abortos clandestinos", al exponer en la audiencia sobre los proyectos que permiten la interrupción del embarazo hasta la semana 14.

La artista expuso en el segundo tramo de la tercera audiencia del plenario de las comisiones que deben analizar la decena de iniciativas para eliminar la punibilidad de la práctica del aborto.

Santa Ana dijo que "el aborto existe, legislen ustedes lo que legislen", y relató una situación personal, cuando se realizó un aborto clandestino en un departamento acompañada por su mamá y su hermana.

"Yo quedé embarazada a los 23 años y usaba un diafragma. Si aún hoy es conflictivo para los hombres usar profiláctico, porque aducen pérdida de placer, imaginen lo que sucedía hace veinte años cuando el abuso era mucho peor", señaló.

La actriz dijo que "no deseaba ser madre forzosamente" y apuntó que "no quiero ni admito que nadie se arrogue el derecho de legislar sobre el deseo" de ser madre, y se preguntó: "¿Qué significa para ustedes una mujer muerta?.

En la tercera jornada de discusión expusieron a favor y en contra de la propuesta de legalizar la interrupción del embarazo hasta la semana 14, médicos, abogados, filósofos, periodistas, representantes de ONGy artistas.

A diferencia de lo que sucedió en la primera semana de debate, en el primer tramo hablaron los expositores que están en contra, mientras que a la tarde lo hicieron los que están a favor, donde tuvo un papel destacado Raquel Vivanco, coordinadora nacional del Movimiento de Mujeres de la Patria Latinoamericana (Mumalá), quien lo hizo con una bombacha en la cabeza.

Vivanco buscó responder a la representante de la Villa 31 Lorena Fernández, quien había dicho que "las chicas no piensan con la cabeza sino con la bombacha".

En cambio, el pediatra Rodolfo Keller se expresó contra la despenalización: "Es una incongruencia inadmisible. Por el derecho a vivir que todo ser humano tiene por el sólo hecho de existir es una cobardía desde la postura de un adulto terminar con un niño".