País Domingo, 1 de enero de 2017

La DAIA le mete presión a Lijo en la reabierta causa Nisman

El vicepresidente primero Alberto Indij sostuvo que Ariel Lijo, el juez en el que recayó la causa en la que trabajaba el exfiscal Alberto Nisman contra la expresidenta Cristina Kirchner, "deberá proveer todas las medidas de prueba que había pedido" el fiscal Gerardo Pollicita.

El vicepresidente primero de la DAIA, Alberto Indij, sostuvo que Ariel Lijo, el juez en el que recayó la causa en la que trabajaba hasta su muerte el exfiscal Alberto Nisman contra la expresidenta Cristina Kirchner, "deberá proveer todas las medidas de prueba que había pedido" en su momento el fiscal Gerardo Pollicita. "Ahora Lijo tendrá que proveer todas las medidas de pruebas que había pedido el fiscal Pollicita y las de la presentación de la DAIA en (la Sala I de la Cámara Federal de) Casación, y algunos comentarios en los pasillos de Tribunales dicen que la va a derivar", remarcó Indij, según reproduce la Agencia Judía de Noticias (AJN), en referencia a la causa sobre supuesto encubrimiento del atentado a la AMIA. De esta manera, la entidad comunitaria judía le marca la cancha de entrada al juez que reemplaza a Daniel Rafecas, quien fue apartado de la causa por la Cámara Federal de Casación Penal. Rafecas había desestimado la denuncia de Nisman sobre un supuesto pacto de impunidad para los iraníes sospechosos del atentando de 1994, al entender que la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán no constituía un delito en sí mismo, y que en definitiva nunca había entrado en vigencia. La denuncia de Nisman involucraba no sólo a Cristina Kirchner sino también al ex canciller Héctor Timerman, al diputado camporista Andrés "Cuervo" Larroque, a los dirigentes Luis D'Elía y Fernando Esteche, entre otros.

Más noticias