País Jueves, 7 de enero de 2016

Hernán Lombardi justificó los 600 despidos en el Centro Cultural Néstor Kirchner

A la vez, el funcionario advirtió que el centro cultural "tuvo un parto prematuro", ya que "la obra está claramente sin terminar y los equipamientos de luces y sonido y los tableros eléctricos no están instalados. Se inauguró antes de tiempo por las necesidades políticas de la presidenta saliente" Cristina Kirchner.

Luego de los despidos del 85% de los empleados en el Centro Cultural Néstor Kirchner, el jefe del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, justificó la decisión y afirmó que los contratos a través de las universidades que se dieron de baja no tenían "ningún nivel de organización".

A la vez, el funcionario advirtió que el centro cultural "tuvo un parto prematuro", ya que "la obra está claramente sin terminar y los equipamientos de luces y sonido y los tableros eléctricos no están instalados. Se inauguró antes de tiempo por las necesidades políticas de la presidenta saliente" Cristina Kirchner.

Motivos

Sobre los 600 despedidos, aclaró que estaban contratados a través de universidades, en tanto que a los empleados que estaban vinculados directamente al centro se les renovó "por uno o por tres meses".

La número dos de Lombardi, Gabriela Ricardes, aseguró que "hay que refundar" el espacio, por lo que han "decidido repensar de cero este proyecto".

"Hay que refundar el Centro Cultural Kirchner e invitar al ciudadano más allá de su ideología", consideró la funcionaria del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos.

Ricardes indicó que había personal que figuraba en listas que "no se podía encontrar".

"Caducaron asistencias técnicas que el Estado pedía a las universidades, por las cuales las universidades contrataban a gente. Eso terminó el 31 de diciembre y decidimos no renovarlo", explicó, luego de la protesta que protagonizaron los ex empleados en el ingreso al edificio.

Según subrayó, "el centro cultural no tenía director, no tenía organigrama y no tenía programación".

"Fuimos relevando los empleados que había. Había mucha gente que figuraba listas pero que la íbamos a buscar y no la podíamos encontrar nunca", afirmó Ricardes.

Más noticias