País Miércoles, 10 de octubre de 2018

Gas: el Estado buscará pagar en más de 24 cuotas y con un año de gracia

El secretario de Energía, Javier Iguacel, anunció que el Gobierno negociará con empresas de gas para saldar los efectos de la devaluación.

El secretario de Energía, Javier Iguacel, anunció que el Gobierno negociará con empresas de gas para saldar los efectos de la devaluación en "mucho más de 24 cuotas" y con "un año de plazo" para comenzar a desembolsar el dinero, al tiempo que desestimó de plano la posibilidad de renunciar.

"De ninguna manera. En absoluto", sostuvo Iguacel después de las críticas recibidas de parte de distintos sectores por la pretensión inicial del Gobierno de que sean los consumidores los que afronten el "pago extra" en sus facturas de gas.

"No solo no lo evalué -dar un paso al costado-, ni el Presidente (Mauricio Macri) me lo pidió, sino que lo que hicimos fue sentarnos a trabajar, poniendo la cara y explicando lo que habíamos hecho, porque lo que hicimos lo hicimos realmente pensando en la gente".

Por otra parte, sobre la marcha atrás del Gobierno, luego de que el Senado aprobara un proyecto para dejar sin efecto la compensación que debían hacer frente los usuarios, dijo: "Esto permite continuar con las inversiones, respetar los contratos existentes y que también haya algún cambio reglamentario para que esto no vuelva a suceder".

En diálogo con periodistas acreditados en la Casa Rosada, el integrante del Ministerio de Hacienda recordó que el Estado tiene "restricciones presupuestarias" para hacer frente al reclamo de las firmas y subrayó que intentarán que haya "por lo menos un año de plazo y cuotas, que seguramente van a ser más de 24".

"Obviamente tenemos una restricción presupuestaria, por lo que como mínimo necesitamos un año de plazo para hacerlo y estamos viendo en cuántas cuotas se puede hacer, que obviamente va a ser en mucho más que 24 cuotas", señaló.

Dijo que "esto permite continuar con las inversiones, respetar los contratos existentes y que también haya algún cambio reglamentario para que no vuelva a suceder y que las diferencias en el tipo de cambio no impacten en el usuario y que diga que los contratos en sí mismos para esos períodos de seis meses sean los que asuman entre productor y distribuidores ese riesgo".

Consultado respecto de por qué se había tomado la polémica medida, Iguacel justificó: "Pusimos todo en la balanza y evaluamos que por ahí el impacto iba a ser menor en la sociedad de lo que realmente fue. Entendimos y escuchamos a la sociedad y ante ese impacto que la sociedad tuvo, abrimos las puertas para discutir con los legisladores, que están para colaborar con el Gobierno hacia adelante".

"Si esta propuesta de los legisladores es que no lo hagan los usuarios, lo tendrá que hacer el Tesoro Nacional. Las empresas tienen los derechos a cobrar y para poder respetar los contratos vigentes alguien tiene que pagar: la energía no es gratis", planteó.

Y añadió: "Este Gobierno que escucha lo que hizo fue sentarse con todos y ver qué solución podíamos encontrar para que los usuarios no paguen lo que dice la ley de 1992. Fue una convocatoria a ver algo más consensuado con todos. Como Gobierno tenemos que tomar decisiones y entendimos que era una solución factible y posible, pero siempre estamos dispuestos a escuchar y ver si hay algo que es mejor".

Finalmente, consideró que la solución para que no vuelva a ocurrir podría ser "con algún artículo que se incluya en la Ley de Presupuesto o alguna otra que indique que para cada período estacional de seis meses no sean más los usuarios los que tengan que cargar con la diferencia de cambio".