País Martes, 5 de junio de 2018

Escándalo por vínculos de funcionarios con narcos

Una autoridad municipal y un concejal de Cambiemos fueron detenidos en la ciudad entrerriana de Paraná.

Concejal: Pablo Hernández fue detenido; secretaria de Seguridad: Griselda Bordeira está presa.

Una funcionaria municipal y un concejal de Cambiemos fueron detenidos en la ciudad de Paraná (Entre Ríos) en el marco de una causa por supuestos vínculos con una banda de narcotraficantes en la que también está involucrado el intendente radical, Sergio Varisco, quien negó ante el juez las acusaciones y continúa en libertad.

Se trata de la subsecretaria de Seguridad Municipal, Griselda Bordeira, quien fue detenida tras prestar declaración indagatoria al igual que el edil Pablo Hernández, también del oficialismo.

"Desde el primer día, el Presidente de la Nación nos manifestó la intención de que este Ministerio trabajara sin reparar en el hecho de que alguien integre un partido político u otro. En nuestro gobierno el que las hace, las paga, y los funcionarios que tengan cualquier tipo de contacto con el narcotráfico dejan de ser funcionarios para ser narcotraficantes", afirmó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, tras los procedimientos.

Esta causa tuvo un primer procedimiento por parte de la Policía Federal en mayo del 2017 en el que se encontró una avioneta con 300 kilogramos de marihuana y donde se detuvo a 14 personas.

"Tras un año de investigación y un intenso trabajo, los hechos derivaron en la detención de Griselda Bordeira y Pablo Hernández y la indagatoria y posterior imputación del intendente de Paraná, Sergio Varisco", destacó el Ministerio de Seguridad en un comunicado, respecto de la causa que involucra al intendente radical, referente de Cambiemos.

De acuerdo con lo que informaron medios locales, ambos fueron trasladados por una patrulla a la Unidad Penal Número 1 de varones y a la Unidad Penal Número 6 de mujeres, respectivamente, por orden del Juzgado Federal de Paraná.

El juez Leandro Ríos se encuentra a cargo de la causa por supuestas relaciones entre funcionarios del municipio y una organización de narcotraficantes encabezada por Daniel Tavi Celis y su hermano Miguel Cholo Celis.

El magistrado ordenó las detenciones luego de tomarle indagatoria todos los imputados, incluido el intendente Varisco, quien aseguró que no forma "parte de ninguna banda" y que no tiene "nada que ocultar".

"Respondí todas las preguntas que me hicieron y me retiro. No tenemos nada que ocultar", afirmó Varisco tras permanecer durante casi tres horas en la sede de los Tribunales Federal de Paraná y prestar declaración indagatoria ante el juez Ríos.

El jefe comunal oficialista, quien salió del edificio de calle 25 de Mayo acompañado por sus abogados y su hija, indicó además que está "a disposición de la Justicia", la que tiene ahora diez días para resolver su situación procesal y la del resto de los imputados.

Uno de sus abogados, Rubén Pagliotto, confirmó que a Varisco se lo imputó como "financiador del transporte y comercialización de estupefacientes".

Por su parte, el concejal Pablo Hernández lamentó su detención y aseguró: "Soy inocente, esto es una injusticia, pero creo en Dios".

Tanto él como Bordeira aparecen mencionados en escuchas telefónicas y en una libreta que sería de Luciana Lemos, pareja de Daniel Celis, obtenida en distintos allanamientos realizados en las últimas semanas.

Mientras se desarrollaban las indagatorias, la Policía Federal realizó un operativo en oficinas del Municipio de Paraná para buscar más pruebas en el marco de esta misma causa: el operativo tuvo lugar en la Tesorería Municipal y en cuatro oficinas del Edificio Municipal, entre ellas, Presidencia, Contaduría y el sector de Cómputos.

Dejanos tu comentario