País Miércoles, 17 de febrero de 2016

El Gobierno radicó una denuncia penal por "amenazas y hechos vandálicos" en el Hospital Posadas

En conferencia de prensa en la Casa Rosada ministros de gobierno denunciaron "irregularidades", también, por la contratación de empleados.

El Gobierno presentó una denuncia penal por "amenazas y hechos vandálicos" en el Hospital Posadas, así como también "irregularidades" en la contratación de empleados. "Mientras el equipo desarrollaba investigaciones por los hechos se produjeron amenazas y hechos vandálicos. En los últimos días se repartieron folletos con amenazas hacia quienes estaban revisando el estado administrativo del Hospital", sostuvo el ministro de Salud, Jorge Lemus. En conferencia de prensa en la Casa Rosada, su par de Justicia, Germán Garavano, señaló que se realizó una denuncia ante el juez federal en lo Criminal y Correccional N°3 de Morón, Juan Pablo Salas, quien dispuso "medidas de prueba y custodia del lugar con fuerzas federales ante las amenazas", al tiempo que anticipó que "se va a ampliar la denuncia". Al respecto, Lemus añadió que "en 48 horas más habrá otras denuncias por otras irregularidades. Además, el Hospital ordenó un sumario administrativo". En tanto, el jefe de la cartera Modernización y Gestión, Andrés Ibarra, se refirió a los ingresos "irregulares" de empleados: "Hubo 3.500 ingresos en los últimos tres años, de los cuales unos 2.000 fueron del último año y 600 en el mes de diciembre". Finalmente, el director del Hospital Posadas, Jorge Díaz Legaspe, se refirió al incidente de la silla de ruedas incrustada en un tomógrafo: "Nos da la impresión de que es muy difícil que sea un accidente. En el caso más leve en el que podamos interpretarlo es una negligencia muy grave". "Nos cuesta mucho lograr en este ambiente poner en marcha este Hospital. Se vive en el hospital un ambiente de amenaza permanente, hostil y esto dificulta el normal trabajo de los equipos de salud", concluyó. Los hechos denunciados incluyen la salida de funcionamiento simultánea de 25 ascensores, un presunto desperfecto eléctrico que daño las heladeras del vacunatorio y la aparición de una silla de ruedas incrustada en la boca del único resonador magnético que hay en el Hospital. Respecto a ese último incidente, Díaz Legaspe manifestó: "Nos da la impresión de que es muy difícil que sea un accidente. En el caso más leve en el que podamos interpretarlo es una negligencia muy grave". "Desde que empezamos a trabajar en esto empezaron a suceder cuestiones de deterioro del Hospital, falta de mantenimiento, de pago a empresas proveedores. Pero hay otras que no nos cierra que todo sea tan casual que en un día feriado 25 ascensores se pongan fuera de servicio. Nos parece demasiada coincidencia", agregó.Por su parte, el líder de Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella, afirmó que "profesionales del Hospital Posadas desmienten la operación política montada por el macrismo para echar trabajadores". "Armaron la burda mentira de un supuesto sabotaje para justificar despidos de trabajadores en el Hospital Posadas. Difaman y persiguen trabajadores por su pertenencia política, mientras desguazan el Estado y lo ponen al servicio de las corporaciones", agregó a través de su cuenta de Twitter. El expresidente de la AFSCA había sido acusado de promover el ingreso de militantes en el Hospital Posadas.

Más noticias