País Martes, 14 de agosto de 2018

Dos amigos del papa Francisco acompañaron a Cristina

El dirigente social Juan Grabois y el ex embajador ante el Vaticano Eduardo Valdés sorprendieron al ser quienes escoltaron a la senadora.

El referente de movimientos sociales y asesor del Pontificio Consejo para la Justicia y la Paz Juan Grabois y el ex embajador ante el Vaticano Eduardo Valdés acompañaron a la senadora del Frente para la Victoria Cristina Kirchner durante su presentación en los tribunales federales de Comodoro Py.

Se trata de dos dirigentes de extrema confianza del papa Francisco, aunque se desconoce si la jugada contó con el visto bueno del jefe del Vaticano en un momento delicado para la ex mandataria en el frente judicial.

De todos modos, la presencia de ambos dirigentes dejó en evidencia que la estrategia de Cristina Kirchner es demostrarle a lo que denomina la "corporación judicial" que no sólo su "guardia pretoriana" organizada en Unidad Ciudadana cierra filas detrás de ella, sino que a su vez puede exhibir el apoyo de otros actores importantes de la sociedad.

Con el mismo afán de demostrar que pese al estallido del escándalo de los cuadernos no quedó aislada, la ex jefa de Estado convocó a la "liga de intendentes del PJ" para que concurrieran al plenario de la militancia kirchnerista que el sábado pasado encabezó su hijo, Máximo Kirchner, en Ensenada.

Valdés siempre fue un actor de reparto dentro del peronismo kirchnerista porteño y organiza con frecuencia mitines político culturales en el Café de las Palabras en Almagro (de su propiedad), a los que cada tanto asiste la ex presidenta.

Quien supo ser crítico

La presencia de Grabois, un ascendente líder de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), al lado de Cristina Kirchner sorprende un poco más, porque no es un dirigente del primer anillo de referencia del kirchnerismo, e incluso por años mantuvo un discurso muy crítico respecto a su gestión.

A partir de la llegada de Mauricio Macri a la presidencia, dirigentes como Grabois iniciaron un periplo de acercamiento al Instituto Patria, que se concretó en contados encuentros con Cristina Kirchner, además de contactos telefónicos.

Paradójicamente, el gesto de "los amigos del Papa" ocurre luego de que la ex presidenta "deconstruyera" su histórica postura negativa sobre el aborto y votara a favor de la causa verde en el Senado.

En declaraciones a radio La Red tras acompañar a la senadora a los tribunales, Valdés afirmó: "Me siento espiritualmente mejor acompañando a Cristina Fernández de Kirchner. Creo profundamente en su inocencia. Somos muchos los que la conocemos y creemos en su honestidad".