País Lunes, 11 de junio de 2018

Buenos Aires: 11 colegios tomados por alumnos que apoyan el aborto legal

En el Pellegrini, dependiente de la UBA, apenas se decidió la medida le pusieron un pañuelo verde al busto de Sarmiento.

Este lunes por la tarde los alumnos de al menos 11 colegios, encabezados por su centro de estudiantes, tomaron los edificios escolares en apoyo al proyecto de legalización del aborto que se tratará este miércoles en la Cámara de Diputados.

Apenas se decidió la medida decenas de jóvenes comenzaron a mover bancos, organizarse en sus respectivas comisiones (limpieza, comida, seguridad) y hasta decorar con pañuelos verdes los bustos de Sarmiento y Carlos Pellegrini, según informó el diario La Nación.

Desde el Ministerio de Educación informaron que hasta el momento hay nueve escuelas tomadas (porque no contabilizan al Pellegrini y el Nacional Buenos Aires, que dependen de la UBA) y once que votaron en contra de la toma. Según explicaron, se suman a la medida: la Escuela de Bellas Artes Rogelio Yrurtia, la Escuela de Cerámica N° 1, la Escuela Normal Superior N°1, la Escuela Normal Superior Numero 6, el Instituto De Enseñanza Superior en Lenguas Vivas "Juan Ramón Fernández", el colegio Mariano Moreno, la escuela Rodolfo Walsh, la Escuela Osvaldo Pugliese y la escuela Julio Cortázar.

El Rogelio Yrurtia, tomado en reclamo por la legalización del aborto. Foto: @Carinalopezm
El Rogelio Yrurtia, tomado en reclamo por la legalización del aborto. Foto: @Carinalopezm

"Que vayan a la marcha del Congreso"

"Si quieren manifestarse que vayan con autorización de sus padres a la marcha del Congreso", expresó este lunes por la mañana la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña. También criticó a la Justicia, que en abril pasado suspendió el protocolo de actuación para tomas, que proponía que la principal autoridad de la escuela debería dar intervención al Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, al SAME y citar de manera inmediata a los padres o tutores de los alumnos para que los retiren del establecimiento.

Fuente: La Nación