País Jueves, 9 de agosto de 2018

Aborto: Verasay y Sagasti fueron protagonistas

Los representantes mendocinos se expresaron con distintos matices. La radical tuvo un fuerte entredicho con Michetti. La kirchnerista defendió el proyecto. Cleto fue más cauto

Rosana Villegas

Enviada especial de Diario Uno

La lluvia fue intensa en la madrugada de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, sobre todo en la zona del Congreso. Corrió viento y bajó la temperatura durante la tarde y volvió la garúa de noche. Pero ninguno de esos contratiempos climáticos enfriaron la movilización de miles de personas que durante toda la jornada de ayer se sumaron a las vigilias verdes y celestes que se mantuvieron hasta pasada la medianoche aguardando la votación en el Senado del proyecto de legalización del aborto.

Pasada largamente la medianoche se confirmó la inclinación inicial que rechazó la iniciativa que llegó de Diputados y la confinó a dormir cajoneada hasta al año que viene. Sin embargo, el próximo 21 de agosto una discusión similar retornará a Diputados y será cuando el Ejecutivo nacional envíe el proyecto de reforma del Código Penal y se plantee que un juez pueda eximir de pena a la mujer que se practique un aborto.

Verasay se recibió de política

En donde también se vaticinan futuras tormentas es puertas adentro de Cambia Mendoza, y es que la joven senadora mendocina Pamela Verasay, que ya había adelantado su voto a favor de la legalización del aborto, no sólo argumentó política, legal y socialmente su mirada, sino que hasta se permitió interpelar a los hombres de su partido: "Háblenles a las futuras generaciones, no hablen acá", dijo en lo que podría leerse como un mensaje para su par coterráneo Julio Cobos, que votó contra la legalización. Al ser consultada por UNO, Verasay quiso morigerar el tono de su exposición y aseguró que les habló a todos los senadores.

En el medio de su argumentación, la senadora también se enfrentó a la misma vicepresidenta Gabriela Michetti, con quien discutió airadamente sobre el tiempo que necesitaba para ampliar su fundamentación, generando la empatía de varios senadores, que salieron a respaldarla.

"Faltan anticonceptivos"

La abogada y senadora justicialista mendocina Anabel Fernández Sagasti basó su apoyo a la legalización en el fracaso de la solución penal, ya que el Código Penal no sirvió, ni sirve para prevenir los abortos que siguen ocurriendo de manera ilegal.

Además argumentó que la discusión de fondo supone una situación de inequidad, en cuanto al acceso a la salubridad que tienen sólo algunas mujeres y ejemplificó con la realidad que, denunció, se vive en Jocolí, Lavalle. "Una vecina me aseguró que todos los meses va al centro de salud a buscar el parche anticonceptivo. Todos en el pueblo saben que por mes con suerte llegan 25 parches, y las mujeres hacen cola desde las 5 de la mañana. Si llegan, las primeras 25 tienen anticonceptivos. Si no llegaste tenés que volver al otro día". Remarcó que en la provincia aún no se aprueba el protocolo de aborto no punible.

Cobos mantuvo su rechazo

Pese a que la misma Juventud Radical mendocina salió a advertir de que recordará cómo voten sus representantes en el Senado, Julio Cobos no modificó el rechazo al proyecto de interrupción voluntaria del embarazo, tal cual lo había adelantado.

"Un problema puede o no tener solución. Pero cuando estamos en un dilema de tensión de derechos, las alternativas de acción que surjan no van a conformar a todos. Cada senador se inclina por privilegiar algún derecho sobre otro", enfatizó el ex vicepresidente.

Dejanos tu comentario