Mendocinos por el mundo Martes, 20 de marzo de 2018

"Le debo mucho a Pepé Santoro"

Recordó sus inicios. El arquero de Liga de Quito Adrián Gabbarini repasó su carrera y recordó a quien le enseñó los secretos de su puesto. El Rojo, Diego, la Selección y Riquelme

Gustavo Priviteraprivitera.gustavo@diariouno.net.arEl Gabba está de Liga. Es un juego de palabras, porque el arquero Adrián Gabbarini (32) está jugando en la Liga Deportiva Universitaria de Quito. Desde el lejano país de Ecuador el ex Guaymallén, Independiente de Avellaneda, Newell's, Argentinos Juniors, Tigre y Olimpo analizó su momento."Le debo mucho a Pepé Santoro (ídolo de los Diablos Rojos), fue mi maestro. Cuando me fui de Guaymallén, a los 14 o 15 años, pensé que me las sabía todas, pero no sabía nada y me faltaba mucho. Miro mucho a Buffón, que marcó una era, pero sigo a muchos arqueros. Me gusta mirar como se paran los equipos", confesó.De la Selección, dijo: "Tengo una gran admiración por Messi. No se puede retirar del fútbol sin dar una vuelta olímpica con la Selección".-¿Cómo te ha ido hasta el momento en la Liga de Quito?-Estoy bien, me estoy adaptando al club y a la ciudad. Es un club muy grande, con mucha gente. Lo único que me costó al principio y ahora estoy más adaptando, es al tema de la altura, son 2800 metros. La pelota hace otra parábola, va más rápida en la altura, pero ya estoy más acostumbrado. Estoy contento con mis compañeros, somos tres argentinos y dos uruguayos. -Vienen de golear y están en un buen momento...-Sí, estamos bien, venimos de golear 4 a 0, necesitábamos un partido así de local contra un equipo que ascendió este año. El puntero es Emelec y en la fecha que viene lo visitamos en Guayaquil. -¿Qué te parece el fútbol ecuatoriano?-Me parece un lindo fútbol para jugar, muy competitivo, a casi todos los equipos les gusta jugar bien y hay muy buenos jugadores. Cuando vas al llano y después vas a la altura, hay diferencias. De los 12 equipos de primera división, hay cinco que estamos en la altura, eso pone un condimento extra y hace que en el campeonato cualquiera le gane a cualquiera. -Pasaste de un equipo que peleaba por no descender a otro que juega copas internacionales. ¿Cómo lo ves?-Me salió esta posibilidad de venirme a Liga, tenía una cláusula de rescisión, lamentablemente Olimpo no está pasando por un buen momento Olimpo y es una lástima. Prioricé mi carrera, como en su momento me tocó irme a Olimpo y en cinco meses nos salvamos del descenso. Es un paso adelante en mi carrera.-¿En qué club te sentiste mejor? -En Independiente, eso ni hablar, es mi club, es la institución en la cual nací e hice todas las inferiores. Espero que algún día me toque volver.-¿Te hubiera gustado ser ídolo?-Es difícil ser ídolo del Rojo. A quién no le gustaría. Es un club que se caracteriza por sus ídolos enormes.-Hernán Barcos viene de hacer un hat-trick. ¿Qué le dijiste?-Es el jugador emblema que tiene el club, es el ídolo y el capitán. Al margen de eso, es una excelente persona, no tenía el gusto de conocerlo y cuando llegué acá me brindó todo. Lo felicité. Venía con la pólvora mojada y se destapó con tres goles.-¿Cómo calificás tu carrera? ¿Estás conforme?-La califico bien. Es difícil salir de Mendoza y poder jugar en un equipo tan grande como Independiente; fui dando pasos chiquitos y de a poco me fui adaptando a lo que es el fútbol. Hoy tengo 32 años y me encuentro con la posibilidad de jugar en el exterior y lo disfruto. -Conociste a muchos cracks en tu carrera.-Tuve la posibilidad de jugar con grandes jugadores en el Rojo, me fui a Newell's y compartí vestuario con Bernardi, Maxi Rodríguez, Heinze y Trezeguet. Pasé a Argentinos Juniors y me tocó estar con Román (Riquelme) y el Lobo Ledesma, que fue una experiencia muy linda en un equipo con el que ascendimos. Fue bueno jugar seis meses con Riquelme, que es extraordinario.-¿Te gustaría jugar en Mendoza?-Sí me gustaría terminar mi carrera ahí y volver al Güeyma algún día, no sé si como jugador o como técnico. Este año pienso empezar el curso de técnico. Me veo viviendo en Mendoza en el futuro.-Jugaste en la Selección con Diego y Batista...-Fue algo hermoso, el día que me llamó Diego y pude vestir esa camiseta así sea en amistosos. Es algo que no lo olvido. Cuando me retire voy a tomar dimensión de lo que fue estar con Diego en esa Selección, es inolvidable.

Más noticias