Análisis y opinión

Vocación por darse tiros en los pies

Según las encuestas, las fotos de los ganadores y perdedores, tanto en Mendoza como en los distritos que aportan la mayor cantidad de votos, serán muy similares a las PASO

Al fin el próximo domingo estaremos votando en este largo proceso electoral de dos tiempos. Con los resultados más o menos cantados, quizás la mayor atención esté centrada en aquellas provincias donde se eligen senadores nacionales con competencias más reñidas, porque se pone en juego el quórum del Frente de Todos en la cámara que preside Cristina.

Muchos indican, y la oposición es la más insistente, que en estas elecciones de medio término se dirime el proyecto de nación. Para Juntos por el Cambio el domingo se define la radicalización del populismo o se abre una nueva oportunidad de recuperación de las instituciones, ordenamiento económico e inserción del país en el mundo. En la otra vereda, el Frente de Todos predica la salvación del pueblo de las garras del macrismo que empobreció y puso al país de rodillas ante el FMI para fugarse la plata con los amigos.

El pasado les sirve a los dos bandos para explicar los males que hoy nos agobian. El latiguillo de "la culpa es de Macri" por parte del oficialismo se funda en la estrategia de traer todo el tiempo la figura del expresidente a la contienda, después del fracaso de su gobierno. La oposición, con unas cuantas figuras emergentes, además de recordar que de los últimos dieciocho años durante catorce gobernó el kirchnerismo, se regodea en la crítica sobre las calamidades del presente, y en los blancos demasiado vulnerables de los responsables del Gobierno.

También Anabel Fernández Sagasti, junto a Adolfo Bermejo, redefinió su estrategia de campaña para centrarse en la crítica hacia el Gobierno local, tal como lo hace Juntos por el Cambio en el ámbito nacional. Buscando desmarcarse de su afinidad con Cristina y sin alardear sobre su llegada a Alberto, esta vez no está hablando de los "buenos acuerdos", sino que hace hincapié en la situación que se vive en Mendoza. Tanto apuntó a los organismos provinciales y a la gestión de Suárez, que el mismo Gobernador salió a replicarle con dureza.

Cambia Mendoza generó un golpe de efecto al sumar como aliado al Partido de los Jubilados, con el compromiso de dar batalla en el Congreso. Podría señalarse que esa sería la única promesa concreta, porque por lo demás la campaña se basa en el spot que menciona a los tres gobernadores, es decir, sus principales candidatos. Confía el oficialismo en plebiscitar su gestión y destacar los referentes radicales, con eso bastaría.

Las demás opciones, buscan abrirse paso y lograr visibilidad con mucho esfuerzo y escasos recursos. Esta vez no asoma una opción disruptiva, de esas que han logrado en el pasado mendocino consagrarse como tercera fuerza, lo que achata las posibilidades de llevar una alternativa al Congreso. Además, la experiencia con José Ramón, que fue votado como opositor y se desempeñó como oficialista, está demasiado fresca en el imaginario de los votantes propensos a confiar en candidatos novedosos.

¿Y después qué?

Los electores saben que las elecciones del domingo no le mejorarán la vida de un día para el otro. Es más, la incertidumbre es creciente respecto de qué hará el Gobierno para enderezar el rumbo. Las expectativas indican que la inflación cerrará el año cercana al 50,3 por ciento. El dólar blue rozando los 200 pesos muestra un síntoma de la inquietud y de la falta de confianza en el peso, mientras que el Banco Central despliega sus esfuerzos por sostener la divisa en el mercado negro en no más de 199 pesos para no perforar la barrera psicológica. Y con las regulaciones se seguirá intentando que nada se vaya de las manos.

El nuevo hombre fuerte del gabinete económico, Roberto Feletti, confía que la canasta de alimentos con precios congelados dé buenos resultados. Asegura que esos productos han experimentado una baja de 7.6 por ciento en las principales cadenas. Y va por más, ahora apuntando a los medicamentos.

La inflación de octubre que se conocerá antes de las elecciones arrojará una cifra superior al 3 por ciento, admite el propio Feletti, pero para el mes actual la cifra debería ser sensiblemente menor. No obstante, no se vislumbran medidas que apunten al largo plazo, más allá del 7 de enero, la fecha de corte de los congelamientos.

El demorado acuerdo con el FMI, además de generar complicaciones en la credibilidad por parte de los mercados, divide las aguas al interior del Frente de Todos. Al respecto, las miradas están centradas en cuál será la reacción de Cristina. Y en tal caso, cómo se moverá Alberto. Fuentes especializadas indican que en el Fondo aguardan un programa con reformas estructurales y con amplio consenso, lo que implica avalar un ajuste. Frente a esto no son pocos los que dudan del acompañamiento de la Vicepresidenta y del núcleo duro del kirchnerismo.

Las voces en el oficialismo se contraponen cada vez que se habla del tema de la deuda y de la agenda fundamentalmente económica. Sergio Massa ha insistido en la necesidad de abrazar un acuerdo con la oposición y con la participación de los empresarios y gremios. El presidente de la Cámara de Diputados no saca los pies del plato del oficialismo, pero busca liderar una articulación con todos los sectores para encarar una estrategia para los próximos años. Desde la oposición desconfían porque no quieren involucrarse en la corresponsabilidad de un gobierno heterogéneo con enfrentamientos internos. Y de confirmar un buen triunfo el domingo, empezarán a armarse para las presidenciales del 2023.

Los temas económicos también mantienen atentos al gobierno provincial, porque de ese derrotero dependen las pautas diseñadas para el próximo año. El oficialismo local logró aprobar el presupuesto pero no fue acompañado en el roll over pretendido. Igualmente, buscará refinanciar las deudas por 18.500 millones de pesos que vencen en 2022 con los organismos nacionales y el Banco Nación.

Una cifra similar (18.000 millones) es la que demandará el gobierno de Suarez a la Nación en concepto de asistencia en pandemia para equiparar el promedio per cápita de lo que recibieron el resto de las provincias. El ministro Lisandro Nieri, quien dejará su cargo para asumir como diputado nacional en reemplazo de la vacante que dejará Alfredo Cornejo, precisó a Nihuil que están recabando toda la documentación para decidir si harán un reclamo administrativo primero o si irán por vía judicial.

No interrumpas a tu rival cuando está cometiendo errores

Impensadamente, y sin que la oposición lo buscara, el oficialismo ha tenido un revés tras otro después de las PASO y previo a las definitorias legislativas del domingo.

El beneficio previsional exorbitante que la Justicia falló a favor de Cristina, sin mediar apelación de la Anses, es un claro piantavotos.

A días de las elecciones, la inoportuna libertad concedida a José López, uno de los emblemas de la corrupción de la obra pública, no hace más que enardecer los ánimos de la población que repudia la impunidad y los privilegios.

Ahora se abre un nuevo escándalo que recae sobre la ministra Carla Vizzotti por anticipar la vacunación a menores después de informar erróneamente que en China ya estaban avanzados con la campaña.

El papel de Alberto Fernández en el G20 y en Glasgow dejó una estela de memes que empañaron su propuesta de canjear acciones climáticas con alivio en la deuda. El anuncio de la megainversión para la producción de hidrógeno verde, en un contexto de descrédito, se asemeja a una promesa dudosa.

En tanto, las apariciones controvertidas de Mauricio Macri en la escena política, las causas judiciales que lo involucran, o el episodio del manotazo al micrófono de un periodista de C5N no alcanzan para compensar las esquirlas que impactan en las principales figuras del Gobierno.

Hoy el contexto es de incertidumbre, no solo por las elecciones del domingo, sino por el escenario del futuro. Una encuesta realizada a nivel nacional que compartió en nuestro programa Medio Día (radio Nihuil) la consultora mendocina Martha Reale resulta reveladora: Los centennials no tienen expectativas positivas sobre ningún candidato o candidata y el 50% aspira a dejar el país. "El 70% apeló a razones vinculadas con la búsqueda de oportunidades para desarrollarse en una dimensión más profunda, que un mejor pasar económico. Se infiere una necesidad de escapar de un país tóxico", comentó la analista.

La franja consultada va de los 16 a los 25 años, forma parte del 20% del padrón, pero no se siente representada. Y el domingo tienen que votar, en general alejados del kirchnerismo que supo cautivar con su mística a las masas juveniles. Los tiempos han cambiado, para peor.