Diario Uno > Opinión > Cristina

Alberto deshoja la Margarita

La relación inestable entre presidente y vice no ayuda a la gobernabilidad

La carta de Cristina signó la semana política. Fue una jugada que dio para tantas interpretaciones, incluso contradictorias entre sí, que el bueno de Alberto tuvo que salir a aclarar que él la sintió como un apoyo.

No suena normal tampoco que la vicepresidenta tenga que ratificar su respaldo al Jefe del Estado, lo cual demuestra la debilidad de Alberto Fernández, por carecer de un caudal electoral propio y, lo más delicado, por no saber consolidar una gestión que le otorgue el aval ciudadano que se necesita para ostentar el poder legítimo.

Te puede interesar...

Gobernar es una empresa nada sencilla si para resolver la complejidad que enfrenta el país se está rodeado de "funcionarios que no funcionan", y que responden a distintos sectores de la coalición. Encima, están los "amigos" que la complican más tomando tierras y generando conflictos que comprometen a un presidente desgastado cuando todavía no cumple el primer año de gobierno.

El impacto de la pandemia y la herencia recibida ya no sirven de escudo infranqueable para sostener la popularidad. Es necesario que se empiece a mostrar un proyecto y un camino de despegue.

Las medidas para bajar la cotización del blue, tranquilizar el Contado con Liquidación y achicar la brecha han servido de respiro al nerviosismo que se venía generalizando. Coinciden los analistas sobre que se trata de medidas de corto plazo, no sin costo, pero que al menos hay acciones para frenar la espiral. Octubre cerró con una caída de reservas en el orden de los 1.500 millones de dólares, los bonos en dólares bajaron 16 por ciento y el riesgo país subió 10 por ciento.

Las mejores noticias para Fernández llegan de la mano de la oposición: la idea de Lilita Carrió de apoyar al juez Daniel Rafecas para la Procuración como un gesto hacia el Gobierno, prosperó entre sus socios de Juntos por el Cambio. Es raro que el paso dado hacia la búsqueda de acuerdos haya sido éste, tan polémico y contradictorio. De pronto, la oposición se encontrará avalando como jefe de los fiscales a un magistrado de quien dijeron las peores cosas.

Sin embargo, se reservan para sentarse a una mesa de diálogo la condición de que se archive el proyecto cristinista de reforma judicial. Lo dijo Alfredo Cornejo y también lo expresó en un hilo de twitter Mauricio Macri. Nada indica que esa intención pueda prosperar.

Algunas luces verdes

El gobierno nacional cumplió puntualmente con la cuota para Portezuelo, ya se renegoció la deuda con el Nación y se acordó la asistencia financiera por la pandemia. ¿Aprobará la oposición el roll over y el pedido de créditos para inversión por 350 millones de dólares? Anabel Fernández Sagasti respondió a nuestra consulta en radio Nihuil que la opinión de los intendentes será decisiva. En consecuencia, habrá que ver cómo se mueve la mano política del gobierno de Rodolfo Suarez en pos de conseguir los votos necesarios en la Legislatura.

Pero el cimbronazo político de la semana ha sido el anuncio del Partido Demócrata de dejar Cambia Mendoza. En realidad, es una facción del PD que maneja el sello partidario. En tanto, el diputado Guillermo Mosso salió rápidamente a despegar a parte de la dirigencia de esta movida y está pididiendo una convención partidaria.

Habrá que esperar el grado de influencia que pueda tener esta decisión en el tablero electoral del año que viene, pero no falta quienes recuerden las alquimias del Chueco Mazzón, habilísimo para disminuir la chances del radicalismo en elecciones pasadas.

Mientras tanto, en el terreno productivo los industriales celebraron el Primer Coloquio Industrial Región Cuyo, donde resaltaron prioritariamente las reformas que debe promover el Gobierno nacional para favorecer las inversiones, el empleo y las exportaciones.

En cuanto al sector vitivinícola, lo más notable ha sido la decisión del Reino Unido de equipar aranceles de importación a vinos de la Unión Europea como consecuencia del Brexit. Se trata de una medida que alienta oportunidades para el Nuevo Mundo y en particular para Mendoza, según lo manifestó el presidente de la COVIAR, José Alberto Zuccardi.

Por otro lado, en la Fiesta de la Ganadería de General Alvear se expresaron voces críticas hacia la actualidad política en general y sus efectos económicos, de lo que no está exenta la economía regional. Respecto de la obra de Portezuelo, también sumaron su reclamo por una redefinición que permita el trasvase de las aguas al río Atuel.

En el área turística, el movimiento interno ha cobrado dinámica, pero todos esperan la apertura a los visitantes nacionales e incluso extranjeros. Ya está habilitada como prueba piloto la llegada de turistas de países limítrofes a Buenos Aires y el gobierno provincial ha avanzado gestiones para que se sume a Mendoza a ese programa. Una buena en esa dirección es que la Provincia logró el certificado de destino seguro que otorga el Consejo Mundial de Viajes y Turismo.

En gran medida, Mendoza depende de decisiones nacionales y de la macroeconomía, pero nadie se puede quedar de brazos cruzados esperando que lleguen las soluciones desde Buenos Aires.