Musica Lunes, 24 de septiembre de 2018

Cande Tinelli lanzó su carrera musical

Ingresó al mundo de la música y presentó su primer videoclip titulado Yo. Además también es dueña de una marca de ropa.

Con 27 años, Cande Tinelli, una de las hijas de Marcelo Tinelli, está marcando hace un tiempo largo su propia carrera, a modo también de despegarse de la etiqueta de ser "la hija de".

A pocas semanas de haber lanzado su primer sencillo Yo, una canción determinante y autorreferencial que se estrenó con un simple pero fuerte video, muestra su lado más humano y sincero. Empresaria en el mundo de la moda y con campañas fuertemente relacionadas a romper estereotipos impuestos en la sociedad, Lelé, respondió en palabras cuidadas y pausadas cada pregunta del diálogo con Diario UNO.

-¿Cómo te sentís más cómoda, si te digo Cande o Lelé?

-Prefiero Lelé.

-Lanzaste hace muy poquito tu primer sencillo, ¿Qué significa para vos esta nueva etapa musical?

-La verdad que es muy emocionante, estoy muy contenta, es todo un desafío pero muy feliz.

-Empezaste de una manera fuerte con la autorreferencia...

-Sí, sí, arrancamos con todo. Tenía más ganas de hacer lo propio antes de cantar covers que a veces cansa un poco. La idea es salir a contar un mensaje, mostrar lo que yo hago, lo que me gusta hacer y también mostrar esa faceta de mi lado más íntimo. Esa fue un poco la idea, de mostrarle al mundo un poco de lo que soy con Yo.

-¿Cómo te preparás para cantar en tu día a día?

-Tomo clases de canto dos veces por semana. Voy a la fonoaudióloga porque me cuesta mucho sacar la voz por la timidez pero también soy de cantar en mi casa. Practico sola pero trato de estar siempre entrenando la voz porque es un músculo que hay que entrenar, es clave.

-En el video están como protagonistas tus tatuajes que son tu personalidad ¿Qué querés expresar a través de tu piel?

-En realidad yo a través de mi piel no es que quiera expresar algo, sino que a mí me gusta tatuarme y es algo que me gusta a nivel artístico. Es una decisión de vida que tomé que me quería tatuar. Capaz que cada uno lo interpreta como quiere para el lado que quiere, al nivel malo o bueno. Me han dicho barbaridades por esto, quiero demostrar que es lo mismo estar con la piel no sé, tatuada o no, yo soy una persona normal, no tengo maldad y eso no me hace una persona distinta o drogadicta como me han dicho alguna vez, cualquier cosa, te imponen etiquetas.

-¿Creés que estás rompiendo este estereotipo impuesto en la sociedad?

-Yo creo que sí y creo que de hecho hasta el día de hoy no toman personas para trabajar porque tienen tatuajes. Me parece algo prehistórico que no lo puedo creer. Yo creo que afuera por lo menos no pasa y acá en Argentina se re ve. Acá la gente no se puede tatuar porque en el trabajo no la dejan, esas cosas ya no deberían existir. Por eso me parece que está bueno el mensaje para hacer también un cambio en la sociedad, para las generaciones que se vienen, los jóvenes que son el futuro. Esa es un poco la idea que se vaya rompiendo este estereotipo.

-¿Cuáles son tus metas en el mundo de la música, hay un disco como plan a futuro o preferís ir lanzando singles?

-Prefiero ir sacando sencillos, de a poco, nadie me corre, lo hago porque lo disfruto y me parece que voy a ir más por ese camino. Obviamente que mientras más se pueda crecer, mejor, pero siempre eso disfrutándolo y transmitiendo un mensaje, y que pueda sanar a las personas, es con ese fin más que nada.

-¿En qué géneros te sentís más cómoda?

-No sé en cuáles, pero te puedo decir en los que no (risas). El trap por ejemplo no, me encanta me divierte pero no para cantarlo; la cumbia tampoco, pero no sé. El pop me gusta, también me gusta más la música melódica, de todo un poco menos cumbia y trap.

-¿Bancás la nueva ola del Indie?

-Sí, la banco, me re gusta. Es más tranquila, más under.

-¿Cómo va el proyecto con Madness Clothing? Este año estuvieron en la semana de la moda por primera vez.

-Increíble, por suerte estamos muy felices, fue espectacular estar en el BAF. Estamos re contentas, tuvimos una gran repercusión con la campaña que hicimos también.

-En la campaña comulgás valores multirraciales, inclusivos, de romper estructuras ¿Cómo recibió la gente eso?

-A la gente le gustó un montón, tuvo re linda repercusión. Recibimos muchos mensajes positivos y estuvo bueno. Yo creo que fue bastante fuerte porque no se vio eso acá en la Argentina nunca. Es mostrar también lo que nos pasa a mí y a mi socia, que es eso que yo hago a nivel música y marca, trato de romper con los estereotipos y dejar claro que todos somos personas y que todos podemos hacer todo también.

-En las redes sociales solés contestar o bloquear la opción de comentarios, tu exposición es grande ¿Contra qué más luchás en las redes sociales?

-Antes me afectaba un montón cuando abrí las redes. Me tomaba todo súper personal y la verdad es que hoy en día, lo tomo más como un juego, estoy relajada. Subo lo que tengo ganas, no estoy tan pendiente del qué dirán. Si les gusta bárbaro y sino también, la gente tiene la opción de seguirme o no seguirme, de mirar o no mirar y eso ya queda para mí en el otro. Trato realmente de no tomármelo personal, a menos que me escriban un mensaje privado de chicas que tiene algún tipo de mambo y yo las puedo aconsejar en algo, pero después los comentarios de personas que bardean la verdad que tengo que tener un muy mal día para contestarles, pero sino no.

-Ser la hija de Marcelo Tinelli tiene mucho peso ¿Cómo te manejás con esto, pensás que algún día te vas a poder desprender de esa etiqueta?

-Obviamente siempre voy a ser "la hija de", pero porque soy "la hija de" tengo ese apellido y lo llevo con mucho orgullo. Antes capaz que me daba más vergüenza cuando era más adolescente y ahora la verdad que trato de sacarle las partes buenas que me ayudaron un montón también. No es que digo "¡ay qué bajón ser hija de!", al contrario lo re súper agradezco, tuvo sus cosas malas y buenas, pero la idea obvio es ir despegando. Yo siento que hoy soy mucho más Lelé que "la hija tatuada de Tinelli" que capaz era hace tres años. Es un trabajo de a pasos que uno va haciendo para ir despegándose.

-Has tenido participaciones en ShowMatch como por ejemplo en la apertura, pero por otro lado, ¿Estarías en el Bailando?

-No, te juro que eso me da fobia realmente. De hecho hace poco me llamaron para hacer la salsa de a tres. Tres parejas me llamaron y no, no, no, te juro que es algo que me supera.

-¿Pero a qué le tenés miedo, a la exposición, a que te evalúen?

-No me gusta exponerme ahí a bailar y aparte soy malísima. No sé, me da vergüenza, ese piso tiene una fuerza gigante, cuando he estado me temblaban hasta las uñas, súper nerviosa. Así que prefiero como correrme de eso. Es muy fuerte estar ahí parado eh, te la regalo.

-Y eso que vos creciste en ese contexto...

-Tal cual. Pero me sigue dando vergüenza estar ahí parada porque siento que mi viejo me puede llegar a hacer alguna joda, me da como pudor.

Más noticias