Diario Uno > Mundo

Una réplica volvió a sacudir Haití

Un fuerte terremoto de 6 grados en la escala de Richter sacudió hoy de nuevo Haití y sus efectos sesintieron en la capital, Puerto Príncipe, donde la agencia de noticias Efe constató que se

derrumbaban edificios ya afectados por el devastador sismo del pasado día 12.

Te puede interesar...

La ONU reveló hoy que a una semana del terremoto en Haití "todavía no existe un sistema

formal de distribución" de la ayuda y que, pese al envío masivo de asistencia internacional, "las

necesidades son mayores que la respuesta" que se ofrece a los damnificados.

Entre tanto, los equipos de búsqueda y rescate llegan a localidades fuera de Puerto Príncipe

que también resultaron muy afectadas por el sismo del pasado día 12, como Jacmel, Carrefour y

Leogane.

A pesar de las limitaciones que todavía experimenta el reparto de ayuda, agravadas por los

problemas de seguridad, cada vez más víctimas reciben algún tipo de asistencia, como alimentos,

agua y material de cobijo, así como atención médica.

Según la Oficina de Ayuda Humanitaria de Naciones Unidas (OCHA), las prioridades son "los

suministros médicos, el agua, equipos de saneamiento básico, carpas, colchas, comida y combustible",

además de vehículos para transportar esos artículos.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA), la mayor agencia humanitaria de la ONU, ha

implementado puntos de distribución para cerca de 60.000 personas dentro y fuera de Puerto

Príncipe, lo que significa 40.000 menos de lo que informó inicialmente.

Esta diferencia en las cifras de beneficiarios se debe a la falta de personal de seguridad,

así como al hecho de que efectivos militares que ayudaban al personal del PMA a sacar las

provisiones de sus almacenes dañados por el terremoto han resultado heridos.

A ese propósito, la ONU ha dictado ciertas reglas de seguridad a su personal en Haití, como

la que indica que la distribución de ayuda sólo podrá hacerse en compañía del personal de seguridad

adecuado.