Diario Uno Mundo

El «tampodka» resulta de la fusión de los términos «tampón» y «vodka» y no es otra cosa que la introducción vía vaginal de un tampón impregnado en alcohol de alta graduación, normalmente whisky o vodka.

Una práctica peligrosa: el "tampodka"

Por UNO

Desde esta zona, muy irrigada, el alcohol pasa directamente a la sangre y los síntomas de la borrachera se producen con mayor intensidad y celeridad. Es tan alarmante la práctica que, ante la detección de cuatro muchachas asturianas de 14 a 19 años, ingresadas esta primavera en sendos hospitales de la región con indicios de haberse introducido un tampón empapado en alcohol, el consejero de Sanidad autonómico provocó una especie de tormenta política al aseverar que se trataba, como aseguran varias páginas web y foros de expertos en Ginecología y Obstetricia, de una mera «leyenda urbana».

La idea de que se trataba de una especie de rumor fue tal en Estados Unidos que hasta varias blogueras y periodistas de renombre quisieron experimentar con el «tampodka» en primera persona, a fin de comprobar que sus efectos en sangre eran veraces. Acorde con sus testimonios, la borrachera inmediata es fidedigna. Si bien, en la cara oculta, se encuentran las opiniones recabadas por este periódico de expertos de la Pediatría, la Ginecología y Obstetricia y también la Psicología de adolescentes. Todos atestiguan que no se trata de una leyenda urbana, todos han oído hablar de manera directa o indirecta en su contacto profesional con muchachos de distintas edades de prácticas semejantes con el alcohol.

Seguir leyendo