Diario Uno > Mundo

Una mujer transplantada de cinco órganos dio a luz a una bebé sana

En 2007, Fatema Al Ansari, de 26 años, fue trasplantada en el hospital Jackson Memorial de Miami (EE.UU) de cinco órganos: páncreas, hígado, un riñón y del intestino grueso y delgado. Seis años después, y totalmente recuperada, esta mujer ha conseguido dar a luz a una niña sana, convirtiendo este caso en el primero de estas características a nivel mundial.

“Se han dado casos en Europa de nacimientos similares pero en mujeres que habían sido trasplantadas con dos órganos, y no cinco”, explicó el ginecólogo de Al Ansari, el doctor Shalih Yasin. “Hemos buscado en toda la literatura médica que existe y nada. Parece que este es el primer caso”, añadió. Yasin agrega que “ya es un milagro por sí mismo”, tan sólo considerar como posible que una persona que se sometió a todas estas intervenciones tenga un hijo.

Hasta 2011, se habían registrado cerca de 600 intervenciones de transplantes múltiples en todo el mundo, según datos oficiales de la Asociación de Trasplante Intestinal.

Al Ansari tuvo a su hija, Alkadi Alhayal, en el mes de febrero y asegura que “su alegría es imposible de describir”. La niña, que nació por cesárea y pesó poco más de dos kilos, estuvo presente en una conferencia de prensa en la que se ha hecho público su caso. El bebé iba vestido con una manta y un gorro blanco, según Associated Press.

La gestación se consideró de alto riesgo, por lo que la madre estuvo vigilada constantemente por los doctores. Durante el embarazo no sufrió ningún tipo de infección -algo que temían sus médicos- pero si tuvo algunas complicaciones como catarro, sangrado leve y malestar que iba en aumento a la par que el feto iba creciendo dentro de ella. "Además, tuvimos que estar pendientes de que ningún órgano fuera rechazado y de que la medicación que toma la madre no afectara al bebé”, explicó el ginecólogo.

La mujer, que tiene su residencia permanente en Qatar (emirato de Oriente Próximo), tiene pensado volver a su país en las próximas semanas. Fue allí donde le diagnosticaron, a los 19 años, un coágulo en una vena principal del intestino y donde se le informó de que necesitaba que le transplantaran cinco órganos.

Al Ansari estaba embarazada entonces y tuvo que someterse a un aborto. "Me hizo pensar que nunca sería capaz de tener un hijo”, afirmó. El segundo embarazo fue posible gracias a la insistencia de su marido, Khalifa Alhayal. "Me convenció y lo hemos conseguido gracias a la fertilización in vitro”, relató la paciente.

Los médicos aseguran que “Al Ansari está lo suficientemente sana como para tener un segundo hijo, si lo desea”. “Sin duda, su caso da cierta esperanza a mujeres que, como ella, han sido intervenidas de trasplantes múltiples de órganos”, afirman.

Fuente: elpaís.es

Te puede interesar...